Cruceros, la mayor crisis dentro de la crisis del turismo

Todo el sector turístico está en crisis, pero el mercado de cruceros está entre los que peores consecuencias están sufriendo. Las principales empresas del sector suspendieron todos los viajes. Los barcos con viajes en curso al momento que comenzaron a cerrarse la frontera siguieron en el mar varias semanas más o todavía están sin ser admitidos en puerto. Entre las primeras imágenes dramáticas de la crisis global del coronavirus podemos encontrar justamente a un crucero. Amarrado en un puerto en Japón, tuvo a tripulación y pasajeros en cuarentena por dos semanas, con más de 700 personas infectadas y 8 muertos.

Tocado o hundido

La situación actual de la industria de los cruceros es crítica. Las operaciones están suspendidas. Un buen número de barcos aún estaban en estos días en el mar, ya que los puertos no los dejaban desembarcar por temas sanitarios. En un buen número de ellos se podían encontrar pasajeros que contrajeron el coronavirus. La atención médica a bordo resultó ser insuficiente para esta epidemia, y es uno de los desafíos a futuro: ¿cómo pueden lidiar los cruceros con situaciones de ese tipo? No sólo por el equipamiento médico; también por la necesidad de mayor vigilancia epidemiológica de los pasajeros y de normas de evacuación. La limpieza permanente, que ayudó a mantener a raya el norovirus, no es suficiente con el coronavirus, que además requiere de mayor distancia social.

Otro punto complicado: al menos en Estados Unidos, los jubilados son el público más interesado en los cruceros. Justamente, el principal grupo de riesgo en la pandemia de coronavirus. ¿Pueden comenzar los cruceros a definir edades máximas para abordar sus barcos?. ¿O no permitir que suban usuarios con problemas médicos que los hacen particularmente vulnerables a sufrir consecuencias fatales por contraer coronavirus? No es una pregunta más. Implica renunciar a una parte importante de su público, al menos en Estados Unidos, que es por ahora el mercado más importante del mundo para los cruceros.

Crucero Princess Regal

El otro mercado que estaba creciendo rápidamente, y se esperaba que para 2030 superara a Estados Unidos, era China. Veremos si los recientes acontecimientos retrasan o alteran sustancialmente estas tendencias.

Las empresas principales del mercado -Carnival, Caribbean, Norwegian- pasan por un difícil panorama financiero. Para peor, no van a recibir un dólar del rescate financiero del gobierno estadounidense. Las aerolíneas van a obtener 60 mil millones de dólares de esa ayuda, pero los cruceros, como se encuentran radicados en otros países por temas impositivos y laborales, no califican para ese rescate.

Otro panorama

Allá por septiembre armé una entrada sobre cómo en programa de Hasan Minhaj criticaban a los cruceros por el marco legal de resolución de problemas a bordo. Si bien el 90% de los viajes en cruceros pasan por puertos estadounidenses, como tienen bandera de otros países se rigen por otras legislaciones. Por ello, los inconvenientes de ciudadanos estadounidenses en los cruceros podían ser difíciles de seguir con planteos judiciales en Estados Unidos. Es bastante increíble lo lejos que estamos de ese escenario. Las críticas de Minhaj hablaban de una industria polémica pero en crecimiento. Hoy tenemos un mercado paralizado y con serios problemas de viabilidad económica a corto plazo. El momento clave será este verano boreal, que es la temporada alta alta de los cruceros. Si no pueden volver a facturar para ese entonces la situación se va a complicar mucho.

Actualización: justo unos minutos después de publicar la entrada encontré que The New York Times dedicó una larga nota al tema. Entre los puntos más interesantes del artículo:

  • A las compañías de cruceros les queda efectivo como para sostener 6 meses más de crisis. Pero de todos modos están buscando más dinero por si los efectos de la crisis prosiguen más allá de ese lapso. Un fondo estatal de inversiones de Arabia Saudita compró recientemente el 8% de Carnival, que tiene una participación del 50% en el mercado global de cruceros.
  • Hay compañías de cruceros cancelando viajes pautados para octubre y noviembre.
  • Tener sus empresas radicadas fuera de Estados Unidos fue un problema para acceder a ayudas estatales en ese país, pero coloca a las compañías en mejor posición para soportar esta crisis. Tienen menores costos operativos y laborales mientras no operen, y de esa manera pueden reducir de manera muy significativa el gasto de sus reservas.

Hay muchas notas en inglés interesantes sobre el tema. Pueden ver en Forbes; New York Magazine; CNBC; y Los Angeles Times.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.