Turismo en Argentina, primer trimestre 2019, números previsibles

Informe nuevo del INDEC sobre las estadísticas del primer trimestre en cuanto a turismo emisivo y receptivo. Vemos que algunas tendencias que ya se venían manifestando desde trimestres anteriores se consolidaron. Veamos.

Hay una nueva caída, bastante previsible, del turismo emisivo con respecto al primer trimestre de 2018, cuando aún no se había dado la peor parte de la devaluación del peso. Ya sin consumo adelantado y con el agregado de la caída de la demanda, se trata de números que están dentro de lo esperado. Si bien el promedio es una caída del 15,1%, no todos los destinos se comportaron igual. Países límitrofes como Chile tuvieron una caída del 44% a medida que el tema compras perdía atractivo, y resto de América (sin limítrofes ni Estados Unidos y Canadá) descendía algo más de un 23%. Europa, por su lado, tuvo una caída de algo más del 8%, mientras Estados Unidos y Canadá estuvieron alrededor del promedio general de baja del 15%.

La devaluación del peso argentino tuvo una contraparte: la recuperación del turismo receptivo, con un crecimiento de más del 23%. En este caso Brasil y Chile fueron los países que más turistas aportaron, con cifras de alrededor del 40% de crecimiento. Estados Unidos y Canadá crecieron alrededor del 14% y Europa un 12%.

Un dato interesante: tras la devaluación, el gasto de los turistas extranjeros cayó casi un 12% en promedio, aunque algunas nacionalidades gastaron más -por ejemplo, brasileños, chilenos y uruguayos.

A pesar del crecimiento del turismo receptivo, y en buena parte por los desequilibrios anteriores, Argentina sigue con un déficit importante en la balanza turística. Casi 120 mil viajeros de diferencia entre el emisivo y el receptivo, como se puede ver en el primer gráfico.

Si el panorama del segundo trimestre del año mantiene la tranquilidad cambiaria que busca el gobierno para llegar mejor a las elecciones. entonces es muy probable que veamos números un poco mejores con respecto al emisivo. También hay que tomar en cuenta que ya para ese período de 2018 había comenzado a impactar la devaluación del peso argentino.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.