Aerolineas low cost de larga distancia, momento complicado

Si buscan en Google por «death of long haul low cost» van a encontrar varias notas que analizan si las aerolíneas de bajo costo de larga distancia, como los casos de Norwegian y Level, realmente tienen futuro en el negocio. Esta semana se dio además una novedad importante: Lufthansa decidió su subsidiaria de bajo costo, Eurowings, abandone los vuelos de larga distancia y se concentre en los trayectos más cortos. A eso podemos sumar la quiebra de la islandesa Wow, que conectaba su país con destinos en Estados Unidos y Europa.

Recordemos rápidamente cuál es el modelo de rentabilidad original de las aerolíneas de bajo costo: precios bajos; vuelos cortos, aviones con muchas horas en el aire -de 11 a 12 horas por dia al menos-; foco en los ingresos producidos por la venta de extras, como comida y más valijas; uso de aeropuertos secundarios para poder llegar y salir rápidamente; flota basada en los mismos modelos para reducir los costos de mantenimiento; y aviones nuevos con consumo reducido de combustible, el gran costo a asumir en este mercado.

Como señalan en Preferente, las aerolíneas de bajo costo de larga distancia alteran algunas de estas premisas. En primer lugar, como tienen vuelos largos no pueden rotar los aviones entre distintos destinos. En muchos casos sólo hacen un vuelo ida y vuelta cada día. Hay mayor gasto en tripulación porque deben dormir en destino. Hay que cargar comida a bordo porque, al ser muchas horas, muchos pasajeros optarán por comprarla. Y normalmente no se pueden usar aeropuertos secundarios.

Y por su tipo de oferta, las aerolíneas de bajo costo son mucho más sensibles al aumento del combustible. Algunas de ellas están comenzando a buscar atraer pasajeros más rentables, que pueden usar servicios premium o de primera clase. Pero todavía están lejos de tener las habilidades de las aerolíneas más tradicionales, que llevan décadas construyendo una base de viajeros frecuentes.

La salida de Eurowings, la quiebra de Wow -y antes de Primera Air- deja en claro que el sector es bastante complicado desde lo financiero. Habrá que seguir los movimientos futuros de Norwegian y Level. Mientras tanto, Ryanair, la compañía más importante en el bajo costo europeo no parece tener mayor interés en entrar en el mercado de la larga distancia.

Un comentario sobre “Aerolineas low cost de larga distancia, momento complicado

  1. Antes que nada buenos días Jorge. A mi parecer las Low cost surgieron debido al encarecimiento de los pasajes y la necesidad de viajar de las personas.

    Cómo varias empresas no pudieron disminuir el costo de los pasajes entonces tuvieron que disminuir costos de otras secciones para así poder ofrecer tiquetes baratos.

    Luego de eso empezaron a aparecer páginas buscadores de vuelos baratos como despegar por ejemplo.

    Muchas personas, al no poder alcanzar el precio más caro, tienen que recurrir a las low cost sabiendo el riesgo que corren.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.