Para 2018 se esperaba un incremento en la cantidad de turistas internacionales que arribarían a Argentina, en buena parte debido a que la devaluación de mitad de año había tenido como consecuencia un abaratamiento de los precios en dólares. Y finalmente los datos oficiales difundidos por la Secretaría de Turismo mostraron un crecimiento del 3,4%, con 6.941.828 turistas extranjeros llegados a Argentina.

¿La devaluación fue importante para mejorar los números? Si miramos el crecimiento de los países más cercanos, vamos a ver que Brasil y Chile, por ejemplo, mostraron un rápido crecimiento en cantidad de llegadas, bien por encima del promedio.

Brasil, que el principal mercado emisor hacia Argentina, cerró el año con 1.318.148 turistas y 6,2% de crecimiento. Chile, por su parte, envió 1.087.246, un 5,6% más. Estamos hablando de mercados muy maduros y tradicionales para Argentina, y que crezcan por encima del promedio muestra lo rápido que se percibió la oportunidad económica tras la devaluación.

Los números desde Estados Unidos y Canadá fueron muy buenos, aunque partíamos de pisos más bajos. Desde estos dos paíes llegaron 480.338 turistas, 8% más. Europa, por su parte, aportó 939.038, pero mostró una tasa de crecimiento casi igual a la del promedio general, con un 3,3 por ciento más).

En cuanto a las formas de arribo, el segmento que mejor performance tuvo fue el aéreo, con 2.760.000 turistas y un 7,5% de crecimiento con respecto a 2017. Por vía marítima llegaron 1.037.000 visitantes, un 0,4 % más; y vía terrestre, 3.145.000 personas, un 1,1% de incremento.

Para este año el objetivo es llegar a 7,5 millones de turistas internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.