Emisivo internacional 2018 en Argentina: la noticia es lo que viene

Se difundieron en estas horas las cifras del emisivo internacional argentino, que, como era de esperar, mostró una caída en el déficit de la balanza turística tras la devaluación de más del 100% de mitad de año. Cuando leemos los números de 2018, la reducción es importante: 25%. El rojo para todo el año fue de 8000 millones de dólares, cuando en 2017 había superado los 10000 millones de dólares. A muchos les sonará que la caída no es tan pronunciada, sobre todo en comparación con la devaluación. Es que en la primera mitad del año el déficit superó los números de 2017, hasta que la devaluación cambió la tendencia.

En realidad lo importante de los números no está en lo que pasó. Más bien está en lo que vendrá.

Las tendencias para 2019

Veamos el gráfico que publicó Infobae en su nota sobre el tema.

Emisivo 2018 Argentina

Lo relevante aquí es la notable diferencia entre diciembre 2017 y el mismo mes de 2018. Mientras que en 2017 el rojo por la balanza comercial turística superaba los 600 millones de dólares, en 2018 no llegó ni a 300 millones de dólares. De hecho, se ve una notable caída del déficit a partir de septiembre. Obviamente es el efecto pleno de la devaluación, pero también hay que sumar la caída del consumo en Argentina, algo que se acentuó en la última parte del año. No sólo los viajes internacionales son mucho más caros; además, hay menos capacidad de consumo.

En las últimas semanas se conoció que varias aerolíneas redujeron frecuencias o cambiaron a aeronaves más pequeñas en sus rutas hacia Argentina. Por lo general, esos cambios se van a ver desde abril. Es que en enero y febrero todavía se pueden encontrar a quienes pudieron comprar viajes por adelantado con el tipo de cambio anterior. A partir de marzo las cifras comienzan a sincerarse.

El tipo de cambio está bastante estable desde hace algunos meses. Con la inflación, el tipo de cambio recupera cierto atractivo para los viajes internacionales. El problema, claro, puede pasar por otro lado: por la caída en el consumo producto de ingresos más bajos. Parece bastante simple predecir un déficit bastante menor en la balanza comercial turística, sobre todo porque además es de esperar una mejora en el receptivo, con más turistas internacionales en Argentina.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.