Argentina: el escenario post devaluación, dos meses después

Tras el proceso de rápida y fuerte devaluación que vivió el peso argentino en particular en agosto de este año, armé en su momento una entrada para evaluar los impactos inmediatos de esa modificación en el tipo de cambio. Lo que marcaba entonces era que nos encontrábamos frente a un nuevo fin de ciclo de la expansión de los viajes internacionales por parte de los argentinos y que algunas consecuencias recién llegarían algunos meses después.

En el caso del mercado aéreos ya estamos viendo algunos cambios, pero también hay algunos puntos que todavía requieren esperar. En el caso de este último punto, había mucho viaje adelantado por parte de los viajeros argentinos, muy acostumbrados a comprar con anticipación por la inestabilidad de la economía argentina. Al menos en agosto la caída en la cantidad de viajeros argentinos que se desplazó al exterior bajó un 11,9% en la comparación interanual, de acuerdo a las mediciones del INDEC. Es una caída importante, pero una devaluación como la vivida por el peso argentino haría esperar cifras bastante peores.

Las plenas consecuencias de la devaluación no se harán notar tanto este verano, temporada alta de viajes en el cono sur, en tanto hay muchos pasajeros que adquirieron sus tickets antes de la devaluación. Más bien las consecuencias comenzarán a darse de manera más marcada a partir de marzo, al menos en cuanto a la venta de pasajes internacionales a los argentinos. La duda, en todo caso, es cuánto crecerá la llegada de turistas internacionales al país y cuántos viajeros locales van a reemplazar.

Devaluación y mercado de cabotaje

Como parte de los cambios que ya estamos viendo, esta semana la aerolínea Andes anunció una reducción del 40% de sus operaciones. La empresa tenía como una de sus principales líneas de negocios a los vuelos charter, en particular a Brasil y Caribe. Esos vuelos se vieron muy afectados por la devaluación y por eso la compañía los canceló. Ahora se concentrará en el mercado doméstico, aunque dejarán de volar a Tucumán. Aerolíneas Argentinas, por su parte, ya adelantó que la llegada al equilibrio financiero tardará un poco más en llegar, tras el aumento del combustible y la caída en la venta de pasajes internacionales.

La expansión de algunas aerolíneas en el mercado argentino ya aparecía como bastante cautelosa,  como los casos de Avianca y Norwegian. El alza de costos fijos en dólares, como el combustible, y la caída del precio en dólares de los pasajes en Argentina va a afectar el modelo de negocios planteado en el país. Por ahora el modelo agresivo de expansión de FlyBondi, que le permitió ganar porcentaje de mercado rápidamente pero también le ocasionó problemas operativos, no está siendo imitado. Lo de SmartJet está por verse, claro.

Para los próximos meses habrá que seguir con atención los números del INDEC para el tema de viajes internacionales y ocupación hotelera, y terminar de dimensionar el gran impacto de la devaluación sobre el mercado de viajes.

Anuncios

Un comentario sobre “Argentina: el escenario post devaluación, dos meses después

  1. Yo que soy agente de viajes noto la gran baja en ventas de viajes al exterior. Muchos de los clientes habituales decidieron que este año viajan dentro del pais o directamente no viajan a ningun lado expectantes a un posible viaje a Europa o el Caribe dentro de un año más.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.