Durante la estadía en Samaná nos quedamos en el Bahía Príncipe Samaná Don Pablo Collection. En esta entrada les vamos a contar los distintos servicios del hotel, como para que puedan planificar que pueden hacer en su futura visita.

Bahía Príncipe Samaná

En primer lugar, en un all inclusive. Esto implica que incluye el servicio de buffet, el servicio de bar, las bebidas no alcohólicas y alcohólicas -con alguna excepción, ya aclararemos-, el frigobar y los restaurantes a la carta.

Para el desayuno, almuerzo y cena está abierto el buffet, que está justo debajo del lobby, o al que pueden acceder desde la zona de la piscina. No almorcé nunca ahí -siempre estábamos de excursión a esa hora- pero si estuve para el desayuno y cena.

El desayuno era muy completo, como puede esperarse de este tipo de hoteles. Tienen muchos platos calientes, que incluyen desde huevos revueltos y panceta hasta salchichas y fiambres. Desde ya, hay bastante fruta disponible, lácteos y panes. Si quieren huevos revueltos o tortillas recién hechas, las pueden pedir en la barra, donde además hay panqueques. Para tomar hay jugo y café, que es servido por los camareros. Si quieren café espresso, lo pueden pedir en la barra del lobby, pero en el desayuno no estaba disponible.

La cena tenía muchos productos de mar, lo que al menos para mí es algo que siempre valoro. Desde langosta hasta pargo -que localmente se conoce como “chillo”- junto a langostinos y vieiras. Desde ya, también pueden encontrar carne vacuna y pollo, más mesa de fiambres y postres -una buena cantidad de postres. El buffet cierra a las 22 horas. Pueden pedir la langosta directamente en la barra, donde además hay una salsa para acompañarla en base a limón y manteca, y que queda muy bien.

Los restaurantes son tres. Visitamos dos. El Bella Italia se especializa en pastas y pizzas, y pueden pedir a la carta. En mi caso probé unos ravioles con queso azul, y que estaban muy bien. También visitamos el Don Pablo, el restaurante gourmet, donde nos tocó una cena por pasos que pueden ver en la foto debajo.

Don Pablo Bahia Principe Samaná

Para reservar en los restaurantes simplemente hacen la solicitud en recepción desde su habitación. Los vinos están incluidos salvo las botellas más caras, que deben ser pagadas aparte, como sucede con algunas bebidas en las barras. Hay un tercer restaurante especializado en carnes. Los restaurantes están incluidos en el precio all inclusive con las excepciones ya señaladas.

Bahía Príncipe Samaná

En el hotel van a encontrar varias barras. La que está abierta la mayor parte del día es la que está en el lobby del hotel, que cierra a las 23 horas. Es la que tiene mayor variedad de bebidas y tragos. Pueden pedir desde gin tonic hasta Manhattan -whisky, vermouth rojo, amargo angostura- o Bloody Mary. El Manhattan está recomendado. En esa barra van a ver que hay unas botellas que están en situadas en el medio y arriba del resto; esas bebidas se pagan aparte. Las medidas cuestan alrededor de 9 a 12 dólares, aunque las hay más caras. Los precios están en la carta de tragos.

También hay un bar que está abierto durante el día, y en el que se pueden pedir algunas comidas rápidas como hamburguesas y pizzas, además de cerveza. Es una buena alternativa para la tarde, sobre todo si el clima no acompaña.

Hay al menos dos barras más. La que está junto a la piscina tiene menor variedad de tragos que la del lobby, pero desde ya es la más cómoda si están en el agua. Sale mucho el cuba libre y el gin tonic. Por último, cerca de la entrada está la barra del karaoke, que está abierta hasta las 12 de la noche. Es la que menos variedad tiene de bebidas, así que en este caso hay que apuntar a tragos simples, o medidas de whisky, ron o tequila.

Como parte de los servicios incluidos por el hotel, hay un transporte regular hacia la playa pública de la isla Cayo Levantado, donde hay otro de los hoteles de Bahía Príncipe. Les recomendaría que vayan al menos una vez, porque la zona es realmente muy hermosa.

El hotel está ubicado en una zona muy tranquila, así que no hay mucho ruido y van a poder dormir sin problemas. Y como todo cierra a más tardar a la medianoche,

La denominación “Don Pablo Collection”, por cierto, es para la línea de hoteles de lujo de esta cadena hotelera, y que están orientados únicamente a público adulto. Hay otro similar de Bahía Príncipe en Cayo Levantado, y luego hay otros orientados a las familias, como los casos de El Portillo y Cayacoa. Tienen mayordomos las 24 horas; también cada 24 horas les van a renovar el frigobar -agua, algunas bebidas alcohólicas, papas fritas, entre algunas cosas.

El viaje se realizo por invitación de la cadena hotelera Bahía Príncipe. Se desarrolló en la provincia de Samaná, República Dominicana, del 23 al 28 de agosto.

Anuncios