Vamos a dedicar esta entrada el tema de Internet en República Dominicana, en particular la conectividad móvil. El reciente viaje por ese país me llevó a recorrer una zona bastante amplia de la provincia de Samaná, situada en el noreste de la isla. Debajo tienen el mapa como ver que las playas que conocimos se encontraban a una buena distancia entre sí. Debido a ello hubo que hacer varios recorridos por ruta, algunos de más de una hora.

A eso hay que sumar que llegamos por avión a Santo Domingo, y desde allí a Samaná hay dos horas y media de viaje por ruta. Todas estas aclaraciones responden a que pude probar el tema de la conectividad móvil e Internet en República Dominicana en una zona bastante amplia. Normalmente quienes viajan a ese país para alojarse en Punta Cana suelen recorrer distancias menores, así que deberían tener una conectividad bastante más sencilla que en mi caso.

Durante el viaje usé el Plan Control de Claro. Antes se llamaba “Plan América”, pero por lo que veo en el sitio ya no usan ese nombre. Tengo la versión de 7GB, y su funcionamiento es simple: al ser abonado a este plan, se pueden usar los datos, llamadas y mensajes en cualquier lugar del continente americano (con la excepción de Cuba) como si estuvieran en Argentina (o en el país donde hayan contratado el plan de Claro). A todos los fines es como si siguieran en Argentina: las llamadas se hacen como si fueran números locales y usan sus datos como siempre. Claro, si llaman a un teléfono del lugar donde viajaron, en ese caso les va a cobrar larga distancia. Los mensajes y llamadas que reciban desde Argentina son sin cargo. En la actualidad el plan Control de 7GB cuesta 650 pesos por mes en Argentina.

En los recorridos por la provincia de Samaná, la mayor parte del tiempo la conexión fue 4G (sobre todo en playas y hoteles) o 3G (sobre todo en la ruta). Sólo en puntos específicos de la ruta desde Santo Domingo o en regiones menos habitadas de Samaná no había conectividad a datos. Y eso era cuando estábamos en la camioneta, rumbo a algún lugar, por lo que se trató de períodos cortos de tiempo. Si necesitan conectividad para estar en comunicación permanente con otras personas el plan es más que conveniente. Y evita los problemas habituales de los viajes, como tener que buscar una SIM card de un proveedor local.

El funcionamiento es simple: les conviene llegar al nuevo destino con el teléfono apagado. Al encenderlo, les va a llegar un SMS de Claro con la bienvenida. Allí, entran a la parte de configuración y activan el roaming, y muy pronto se conectará a la red de datos, como 3G o 4G. Cuando llegué al aeropuerto de Santo Domingo tardó unos minutos en conectarse, aunque creo que eso se debía a la saturación por la gran presencia de celulares. En Bogotá, en la escala previa a llegar a República Dominicana, se había conectado más rápido. Luego simplemente usan el servicio como en donde viven. Si necesitan más datos lo compran como extra de la misma manera en que lo harían en Buenos Aires, vía la app de Claro.

El último día hice una transmisión en vivo, vía Periscope, desde el hotel Bahía Príncipe Samaná. Sólo usé el 4G -el wifi era necesario para conectar la cámara DJI Osmo con el teléfono- y el video realmente se vio bien. Debajo tienen la transmisión completa. Es una recorrido del hotel, desde la playa hasta la zona del spa, con previo paso por la piscina y el buffet.

Como verán, se puede incluso hacer una transmisión en vivo de video sobre 4G, así que en general la conectividad está bien.

Si de todos modos están interesados en probar con un proveedor local, en mis recorridos por la isla el que más presencia tenía era Orange. Hay muchos locales en distintas localidades así como en centros comerciales.

Pude probar el Plan Control de 7 gigas por gentileza de Claro, que me prestó una línea para usar en el viaje a República Dominicana. El viaje a Samaná se realizó por invitación de la cadena hotelera Bahía Príncipe. Se desarrolló en la provincia de Samaná, República Dominicana, del 23 al 28 de agosto.

Anuncios