Washington DC, la capital de Estados Unidos, es un destino que no siempre aparece en las recomendaciones de lugares a conocer en ese país. Pero realmente merece la visita. La ciudad no sólo es la sede del poder político en Estados Unidos; es además uno de los sitios con mejores museos en el mundo, y con muchos lugares interesantes para conocer en los alrededores. Aquí se encuentra el complejo de museos del Smithsonian; muchos de ellos tienen excelentes atracciones para los más chicos, así que es una ciudad que se puede visitar perfectamente con niños.

Clima y estadía en Washington DC

¿Cuánto tiempo necesitan para visitar Washington DC? Depende de cuanto les guste visitar museos. Si les gusta mucho, no menos de 5 días, aunque una semana es más conveniente. Si sólo quieren visitar la ciudad más algún museo puntual, entonces 3 días es un lapso razonable.  

¿Cómo llegar a Washington DC? Uno de los pocos puntos no favorables es que no hay conexión aérea directa desde Argentina. Así que prepárense para hacer una escala en Lima, San Pablo, Miami, Panamá, entre otras opciones. Normalmente un vuelo desde Buenos Aires a Washington toma entre 13 a 15 horas, con el tiempo de escala sumado, claro está. Pero no es la única opción. Pueden combinar la estadía en Washington con otras ciudades. Por ejemplo, desde New York, una ciudad muy visitada por muchos argentinos, hay buses que van hasta la capital estadounidense en un viaje que toma alrededor de cuatro horas y media. Los buses en Estados Unidos son muy económicos, pero no demasiado lindos, así que están avisados. Pueden comprar los tickets por Internet, y por lo general los lugares de salida están ubicados cerca de estaciones de tren como Penn Station o Grand Central. También tienen la posibilidad del tren, pero en este caso el pasaje es más caro que en el bus.

Washington DC

Washington DC

Desde ya, Washington DC está conectada por vía aérea con todas las grandes ciudades de Estados Unidos, así que pueden incluir la capital estadounidense sin problemas en un recorrido por todo el país.

Los mejores momentos del año para visitar Washington son el otoño, de septiembre a noviembre, y la primavera, entre marzo y mayo. El verano puede ser bastante pesado, y además es la temporada alta de turismo en Estados Unidos, así que van a encontrar que la mayor parte de los atractivos de la ciudad tienen largas filas de visitantes. Mejor aprovechar el clima agradable del otoño y primavera y escapar de las multitudes. Sé lo que van a decir: la temporada alta acá en el sur del mundo coincide con el invierno en el norte. En Washington el invierno es realmente muy frío, y no es nada raro que nieve. Encima muchas de sus calles son muy espaciosas y con grandes edificios, así que van se van a congelar en los días de temperatura más baja.

Recorrer Washington DC

El punto inicial de todos los recorridos es el National Mall o Explanada Nacional, un enorme espacio que va desde el Congreso hasta el Lincoln Memorial, y que tiene en el medio el Monumento a Washington, que es un enorme obelisco. A sus costados tiene muchas cosas para visitar. Además de los museos, de lo que hablamos más adelante, van a encontrar los memoriales dedicados a los Veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de Vietnam y Corea; el Jefferson Memorial; y alejado un poco sobre uno de los costados van a encontrar las rejas de la Casa Blanca. La van a ver a lo lejos, ya que las medidas de seguridad son muy importantes. Las distancias en la explanada sobre realmente importantes, y van a caminar por unas dos horas al menos, tal vez más.

En el caso del Monumento a Washington, en estas épocas lo pueden observar desde el exterior. Desde la parte superior hay grandes vistas de toda la explanada y la Casa Blanca, pero por desgracia va a estar cerrado al acceso al público hasta la primavera del 2019 por actualización del sistema de ascensores. El monumento ya había estado cerrado entre 2011 y 2014 debido a los daños ocasionados en el terremoto que sufrió Virginia en 2011. Al final de la explanada tiene el Lincoln Memorial, donde hay una enorme estatua dedicada al asesinado presidente estadounidense, y que es una de las imágenes más clásicas de la ciudad.

Washington DC

Washington DC

Sobre los laterales de la Explanada Nacional van a encontrar la mayor parte de los edificios que pertenecen al Smithsonian, el mayor complejo de museos del mundo. Son 19 museos y galerías, más el zoológico. Hay muchísimas opciones para elegir, pero les hablaremos de las más populares. La entrada a todos los museos es libre, salvo el African American Museum, así que la única limitación es el tiempo.

El Air and Space Museum es un clásico, con una espectacular muestra de la aviación y de la exploración espacial. Van a encontrar desde el avión de los Wright hasta la capsula del Apollo XI que aterrizó en la Luna, e incluso aeronaves completas de las primeras épocas de la aviación comercial. Hay muchas actividades para hacer con los niños, así como salas de exhibición de documentales.

El Natural History Museum es otro clásico, con una enorme variedad de objetos del mundo natural. Al igual que el Air and Space, hay muchas actividades para realizar con los niños. Si les gusta caminar, los jardines del Smithsonian son un espacio realmente muy bello y muy tranquilo. En particular, les recomiendo visitar el African Art Museum, que tiene una notable variedad de objetos artísticos de diferentes partes de África.

El museo Conmemorativo del Holocausto tiene una de las mayores colecciones dedicadas al tema. El recorrido es realmente conmovedor, ya que muchas salas están conformadas por objetos cotidianos de quienes fueron asesinados en los campos de concentración por el régimen nazi. Si bien la entrada es gratuita, de marzo a agosto las entradas se distribuyen cada día en la mañana por la gran demanda. Es más que recomendable reservarlas por Internet; en ese caso, les van a cobrar un dólar por los costos de transacción.

El otro museo que les recomiendo es el Newseum, un museo dedicado al periodismo, y con una gran cantidad de objetos de todas las épocas de los medios. La entrada no es barata, ya que cuesta 25 dólares, pero realmente vale la pena si les interesa el mundo de los medios de comunicación.

Sé que les parecerá raro este consejo, pero tengo que hacerlo: no se pierdan de recorrer todo lo que puedan el metro / subte de Washington. Es uno de los más interesantes del mundo. Muchas de sus estaciones tienen una arquitectura y decoración más que interesante, y todas las estaciones están iluminadas de una forma muy característica. A eso le tienen que sumar que todo está muy limpio -mucho más limpio que el de grandes ciudades como New York, París o Londres- y que llega a buena parte de la ciudad. Gran lugar para tomar fotos.

Para los fans de caminar y recorrer tranquilos la ciudad, una de las grandes recomendaciones es el Tidal Basin, uno de los parques más hermosos de la ciudad. El mejor momento para visitarlo es en primavera, cuando están los cerezos en flor. Si no pueden ir a verlos a Japón, ésta es una gran oportunidad. Está muy cerca del Jefferson Memorial, así que es de fácil acceso.

Una de las zonas más visitadas de Washington DC es Georgetown, que tiene una gran cantidad de restaurantes, bares y negocios dedicados a la moda. De hecho, es una zona que muchos turistas eligen para alojarse, ya que es muy tranquilo de día pero tiene una gran actividad nocturna. Se puede llegar hasta allí en bus desde el centro de la ciudad. Vale la pena dedicarle varias horas para caminar sin apuro en sus calles.

Si están interesados en conocer lugares cercanos y relacionados con la historia de los Estados Unidos, hay varios tours que pueden optar por realizar. Por ejemplo, visitar Gettysburg, el lugar donde se libró la mayor batalla de la Guerra Civil estadounidense. Está a dos horas y media de la ciudad, en bus. Se puede recorrer el campo de batalla, y visitar el museo dedicado a la batalla. Otro punto en las afueras de la ciudad, pero a sólo 30 minutos de Washington, es Mount Vernon, la casa de George Washington durante 40 años. Se puede recorrer la casa, que aún conserva muchos objetos originales de Washington. Este recorrido se puede completar con la visita a Alexandria, una pequeña ciudad con un casco urbano muy bien conservado.

Anuncios