Los números difundidos en la semana por la Organización Mundial del Turismo muestran que en 2016 Estados Unidos tuvo menos visitantes internacionales por primera vez en siete años. Pasó de 77,4 millones de visitantes en 2015 a 75,6 millones en 2016. Desde ya, el gran tema es si esto es una excepción o marca una nueva tendencia para los próximos años.

Estados Unidos: ¿De quién es la culpa?

Y si bien es bastante fácil pensar que “Trump tiene la culpa”, lo cierto es que la caída del turismo internacional en Estados Unidos arrancó bastante antes de que el actual presidente estadounidense ganara las elecciones -si su presencia profundiza la tendencia, eso lo sabremos en algunos meses.

En la semana contamos que la cantidad de viajeros argentinos hacia Estados Unidos y Canadá había caído un 7% en el último trimestre, de acuerdo a las cifras del INDEC para Ezeiza y Aeroparque. En parte se debe a que hoy hay mayor conectividad desde las provincias, pero también a la competencia de nuevos destinos. Claro que los viajeros argentinos no son tantos como para impactar de manera tan visible en las estadísticas del turismo estadounidense. Más relevante es la caída en la cantidad de visitantes que llegan desde Canadá, algo que se viene acentuando ya desde 2013, debido a que el dólar canadiense se depreció comparado con el de Estados Unidos. Ciudades como Portland, que dependen mucho del turismo canadiense, han visto empeorar sus números más que el promedio nacional.

Turismo canadiense a Estados Unidos 2016

Turismo canadiense a Estados Unidos 2016

Hay casos interesantes, como el Florida. Aunque el Estado creció un 4,1% con respecto a la primera mitad de 2016, y llegó a los 60 millones de visitantes, lo hizo sobre la base de los turistas de Estados Unidos. La cantidad de viajeros internacionales cayó ligeramente con respecto al año pasado.

 

Anuncios