Blog de Viajes

El primer blog de viajes de Argentina, desde octubre de 2003

El largo adiós del Airbus A380

27 aeronaves despachadas en el último año. Pero solo 12 en los plane de producción de 2018. Aerolíneas que anuncian que no van a renovar el leasing. El futuro del Airbus A380, la mayor aeronave comercial hoy en funcionamiento, aparece poco promisorio, a medida que la demanda por parte de las empresas aéreas se enfría.

Un tema clave e que esta pérdida de interés se da incluso cuando el precio del combustible es relativamente bajo. Con valores muy altos en combustible el interés en este tipo de aeronaves cae, porque justamente los costos se disparan. Pero que esto suceda en tiempo de petróleo a precios adecuados deja en claro que los motivos pasan por las transformaciones a mediano plazo del mercado aéreo.

El éxito que tienen otros modelos de Airbus, como el A320, deja en claro que la demanda pasa por aeronaves medianas, que pueden ser operadas tanto por grandes aerolíneas como por empresas de bajo costo, en tanto no es tan difícil vender la mayor parte de los asientos. En el caso del A380 estamos hablando de más de 800 asientos en algunas de sus configuraciones. La necesidad de completar tantos espacios puede llevar a los precios de los pasajes demasiado por debajo de lo usual, algo poco deseable para las aerolíneas cuando hablamos de una aeronave con costos operativos bastante elevados.

Al menos por estos lados del mundo el A380 nunca tuvo mucha relevancia, y la mayor parte de los vuelos regulares de esas aeronaves fueron en Europa, Asia y América del Norte. Justamente, los mercados más masivos en aviación. Que estos mercados se vuelquen hacia modelos medianos significa que la demanda por grandes aviones simplemente está desapareciendo. Veremos s la tendencia cambia o si el Airbus A380 tiene sólo algunos años más de producción por delante.

Airbus A380

Airbus A380

Más sobre el tema en Quartz; The Guardian; y Bloomberg.

Anuncios

próximo puesto

Atrás puesto

Ya comentaste?

© 2017 Blog de Viajes

Tema de Anders Norén