The Wall Street Journal le dice adiós a los blogs (o casi), ya que anunció que cierra 8 de ellos, y que directamente va a incorporar el contenido dentro de sus distintas secciones. A pesar de que ahora se anuncia oficialmente, lo cierto es que varios de esos blogs no se actualizaban desde hace tiempo, en algunos casos meses, o lo hacían muy irregularmente.

La razón oficial es que “la forma de contar historias en Internet cambió” y que ahora dedican sus recursos digitales a las redes sociales. De todas maneras, algunos blogs se van a mantener. Pero claramente han decidido reducir la oferta y concentrar más la cobertura en las secciones del diario.

Más allá de las razones puntuales, el uso de los blogs es los diarios sigue siendo un tema a analizar. La mayor parte de los medios no lograron crear buenos blogs. En algunos casos fueron simplemente columnas de opinión disfrazadas de blogs. Nunca pudieron crear una comunidad alrededor de ellos, y tampoco sirvieron como una plataforma para darle más visibilidad a nuevos periodistas.

El fuerte de los blogs es la publicación de contenidos especializados. Una plataforma de ese tipo parece más que interesante para los medios gráficos. Pero la corriente del periodismo va hacia otro lado: las publicaciones que buscan más el involucramiento emocional del lector, generar más clics y obtener repercusión en las redes sociales. Frente a ello, es bastante lógico que muchos medios ya no piensen en generar nuevos blogs, y se enfoquen en sus perfiles en Facebook, Twitter y demás redes sociales.

Anuncios