Blog de Viajes

El primer blog de viajes de Argentina, desde octubre de 2003

En Tucumán: San Miguel y San Javier

La parte dedicada a San Miguel para el reciente viaje a Tucumán estuvo dividida en dos partes. A la llegada tuvimos tiempo para hacer un recorrido por el Museo Casa de la Independencia. A la vuelta nos esperaban las actividades concentradas en el cerro San Javier.

El día de llegada visitamos el Museo Casa Histórica de la Independencia. Se encuentra ubicado en el centro histórico de la ciudad, así que es de muy fácil acceso. En este lugar se llevaron a cabo las deliberaciones que llevaron a la declaración de la independencia argentina en julio de 1816. Es un espacio que aparece mucho en la formación escolar de los argentinos, y que tiene ese lado emotivo que no muchos lugares pueden presumir tener. En el recorrido pueden visitar las distintas salas de la casa, entre las que se destaca el espacio donde se firmó la Declaración de la Independencia. En el patio posterior hay una serie de altorrelieves realizados por la artista tucumana Lola Mora, y que recrean los debates en la casa. Por la noche se llevaba a cabo un espectáculo tradicional, en donde se combinaban luces y voces para contar los distintos hechos que culminaron en la independencia argentina. Innovador en la década del ´70, hoy ya era más bien un espectáculo bastante vintage, y ahora no se está brindando porque está en proceso de actualización. La idea es introducir recreaciones a partir de imágenes producidas de manera digital. La nueva versión se estrenaría en julio o agosto. La entrada es gratuita, y el museo está abierto de 10 a 18 horas todos los días.

Museo Casa Histórica de la Independencia

Museo Casa Histórica de la Independencia

Tras el paso por el norte de Tucumán, que ya contamos en dos entradas anteriores (1 y 2), volvimos a San Miguel de Tucumán, pero esta vez las actividades se concentraron sobre todo en el cerro San Javier, a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad. Nos hospedamos en el Hotel Sol San Javier, que tiene una vista espectacular de San Miguel de Tucumán, tanto de día como de noche.

Vista desde el hotel Sol San Javier

Vista desde el hotel Sol San Javier

Para llegar al hotel hay que hacer todo el recorrido por el camino que bordea el cerro, lo que ya es un espectáculo en sí mismo. El hotel es un 4 estrellas que está en una zona muy tranquila, así que van a poder descansar sin problemas. Vale la pena salir a caminar por la zona, e incluso aprovechar, si hay buen tiempo, a hacer un picnic. La zona de desayuno está desde ya en la parte que tiene mejor vista sobre la ciudad; a su lado hay una gran terraza que es la más indicada para hacer fotos de San Miguel.

Vista desde el hotel Sol San Javier

Vista desde el hotel Sol San Javier

Para que vean como son las habitaciones, debajo tienen la foto 360:

Habitación del Hotel Sol San Javier, Tucumán. – Spherical Image – RICOH THETA

Si quieren llegar a la cima del cerro en transporte público, pueden hacerlo en el colectivo 118 desde el centro de la ciudad. Para viajar antes tienen que comprar y cargar la tarjeta Metropolitana – Ciudadana, algo que pueden hacer en los kioskos.

Como parte de la agenda del viaje teníamos previsto un vuelo en parapente, pero por condiciones climáticas no pudimos hacerlo. Será para otra ocasión.

Algunos datos más de Tucumán. Si van a llegar a la provincia en avión, los vuelos son al aeropuerto de San Miguel de Tucumán -que por cierto está ahora en obras de ampliación y se encuentra cerrado hasta el 31 de agosto. En la actualidad hay vuelos diarios de Aerolíneas Argentina y LATAM Argentina desde Buenos AIres y otros destinos de cabotaje. En los próximos meses es muy probable que se sumen nuevas alternativas, a medidas que nuevas aerolíneas comiencen a operar. El aeropuerto de San Miguel del Tucumán agregará además  nuevas conexiones internacionales vía LATAM, con conexiones hacia Santiago de Chile y Lima. El vuelo desde Buenos Aires toma algo menos de dos horas. Para llegar desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad tienen remises y taxis, pero no hay líneas de transporte público que hagan ese recorrido.

Si prefieren viajar en micro, en ese caso estamos hablando de un viaje de 17 horas. Aún hoy la provincia sigue teniendo una importante cantidad de visitantes que llegan en buses. El tren, una tradicional forma de conexión con Buenos Aires, tiene pocos servicios -unos 2 por semana- y los pasajes se agotan con mucha anticipación. Esto se debe sobre todo a que el costo es mucho más económico que el micro y el avión. En los meses de más demanda, entre diciembre y febrero, conseguir un pasaje en tren es casi imposible.

Este viaje pudimos realizarlo por invitación del Ente de Turismo de Tucumán y el Ministerio de Turismo de Argentina. Se realizó entre el 23 y el 26 de abril de 2017.

Anuncios
Suscribete a TravelMonday, el newsletter semanal de Blog de Viajes
Todos los lunes, las tendencias del mercado de viajes más el nuevo contenido del blog

próximo puesto

Atrás puesto

Ya comentaste?

© 2017 Blog de Viajes

Tema de Anders Norén