Puerto Madryn: una guía para tu primera visita a la ciudad

Todos tenemos nuestros lugares favoritos. A veces son ciudades. Otras veces, pueblos, o tal vez regiones. Puerto Madryn y las zonas cercanas están en mi lista hace mucho tiempo. Tuve la suerte de visitarla varias veces, y sigue siendo una de esas partes a las que me gusta mucho volver.

Cuando hablamos de Puerto Madryn, obviamente lo primero que se nos viene a la mente son las ballenas. Efectivamente, son uno de los grandes atractivos de la zona. Pero es en realidad la fauna marina es la gran protagonista de la zona y, como veremos, la que determina buena parte del movimiento turístico en la región. Aunque en el verano las playas también convocan a mucha gente, en particular los que viven en otros lugares de la Patagonia.

Médanos, Punta Este, Puerto Madryn
Médanos, Punta Este, Puerto Madryn

Cómo llegar y transporte

Para llegar a Puerto Madryn por vía aérea directa sólo hay servicios de la empresa Andes, que vuela de lunes a viernes. Pero a sólo una hora por tierra se encuentra Trelew, que cuenta con su propio aeropuerto, donde Aerolíneas Argentinas tiene 14 vuelos semanales. Así que la conectividad aérea no es un problema. También hay micros desde varias zonas de Argentina. Desde Buenos Aires son 21 horas de viaje aproximadamente.

Puerto Madryn está ubicado en la costa de la provincia de Chubut, dentro del Golfo Nuevo. Por sus características bastante protegidas, sus aguas son las elegidas por la ballena Franca Austral para las tareas de reproducción y alimentación de las crías. Por ello, toda la zona se ha convertido en un gran espacio donde se las puede ver muy fácilmente.

Pero la fauna de la zona no se limita a las ballenas. También tienen pingüinos, lobos marinos, elefantes marinos, delfines, toninas y las muy poco populares orcas.

La temporada alta en la ciudad es en la que coinciden las principales especies de fauna, algo que se da sobre todo durante septiembre. Allí van a encontrar ballenas, pingüinos, lobos marinos y elefantes marinos. Por ello, se trata del momento del año con mayor demanda turística. Ahora, si sólo están interesados en ver ballenas, éstas comienzan a llegar en mayo y se van hacia fines octubre. Entre junio y septiembre son visibles desde la ciudad. El resto del tiempo se las puede encontrar en las salidas desde Puerto Pirámides.

Desde Madryn pueden hacer base para múltiples recorridos. Por ejemplo, hacia Península Valdés, una excursión que les tomará todo el día. A Puerto Pirámides, donde se pueden enbarcar para ver las ballenas mucho más cerca. Hacia el valle inferior del Río Chubut, donde se encuentran localidades como Trelew y Gaiman. O recorrer los alrededores de la ciudad, como los médanos de Punta Este y el Cerro Avanzado.

La ciudad recibe desde hace varios años cruceros, que llegan normalmente en la temporada alta de la fauna, y que son una buena alternativa para conocer la ciudad junto con otras localidades de la costa patagónica.

La ciudad tiene una muy buena oferta gastronómica. Los platos más tradicionales tienen que ver con los pescados y mariscos, que llegan frescos desde los barcos que operan en las zonas cercanas. Aunque por supuesto tienen la alternativa del chivito patagónico, tradicional plato de la zona.

Cerro Avanzado, Puerto Madryn
Cerro Avanzado, Puerto Madryn

Qué hacer en Puerto Madryn

El avistaje de ballenas es, desde ya, la actividad que atrae más turistas atrae a la ciudad. Aunque presentes varios meses del año, normalmente el punto fuerte del turismo se da en septiembre, con la presencia del resto de la fauna. Si bien se las puede ver desde la costanera de la ciudad y desde la cercana playa de El Doradillo, la forma más habitual es salir en barco desde la cercana localidad de Pirámides. Desde allí, una serie de embarcaciones los llevará mar adentro para que puedan estar muy cerca de las ballenas. Desde aquí van a poder tomar muy buenas imágenes, e incluso verlas pasar por debajo del barco. Desde hace un par de años presta servicio un semisumergible, que tiene ubicada una serie de ventanas bajo el nivel del agua, y permite ver mejor a las ballenas. Sin embargo, tienen que tener en cuenta que las condiciones cambiantes del tiempo en la Patagonia, con ráfagas muy fuertes de viento, pueden llevar a que el servicio de barcos pueda suspenderse. Siempre es mejor tener la posibilidad de estar al menos algunos días en la zona para no correr riesgo de no poder llevar a cabo la excursión por temas climáticos.

Recorrer los principales lugares de Península Valdes toma al menos un día. Tengan en cuenta que durante ese recorrido van a hacer más de 300 kilómetros en una única excursión. Luego de la salida de Madryn, van a hacer el ingreso a la Península; en esa parte, la unión con el continente es tan estrecha que podrán ver el mar a ambos lados. De allí ingresarán al Centro de Interpretación, donde podrán conocer los detalles de flora y fauna de la zona. La primera aparición de fauna en este recorrido se da en Caleta Valdés, donde se puede encontrar elefantes marinos en determinadas épocas del año. Durante su estadía en esta zona suelen encontrarse en período de reproducción. Para el mediodía se llega a Punta Delgada, donde hay un casco de estancia, hoy transformado en un restaurante, donde podrán comer chivito y otros platos tradicionales de la zona, además de pastas y pizzas. En esta zona se puede acceder sin problemas a la playa. Luego se da el paso por Puerto Pirámides, para hacer el avistaje de ballenas. Algunas de las excursiones optan por hacer en este punto el almuerzo, ya que hay mayor variedad de opciones que en Punta Delgada. Tras el paso por Isla de los Pájaros, las excursiones pasan por playa El Doradillo, y finalmente retorna a Puerto Madryn.

El acceso al mar y a las aguas más bien calmas y cálidas del Golfo Nuevo transforman a Madryn en un gran lugar para las actividades deportivas. Aquí pueden practicar desde kayak y windsurf hasta salir de pesca. Aunque una de las estrellas de la zona es el buceo, que atrae a muchos deportistas. La ciudad incluso celebra un vía crucis submarino todos los años, con la participación de buceadores de todo el país. Para los interesados en explorar la zona en caminatas, también se ofrecen servicios de trekking.

Para quienes quieran conocer las ciudades y poblaciones cercanas, un buen arranque es Trelew. Es la mayor concentración urbana de esa parte de la provincia de Chubut. Pueden arrancar con el museo Paleontológico, un excelente espacio para ver cómo evolucionó la vida en la Patagonia, en particular los dinosaurios. Luego pueden recorrer el centro de la ciudad, moderno pero que guarda lugares con gran tradición, como el bar del Touring Club, donde pueden pasar para almorzar o tomar un café.

La zona del valle inferior del río Chubut tiene otro gran lugar para visitar: Gaiman, una localidad que guarda muchas de las tradiciones de los inmigrantes galeses que llegaron allí hacia 1870. Aquí podrán encontrar varias casas de té, que conservan la tradición de servir el té por la tarde, con tortas muy ricas, scones y sandwiches de miga. La comida es tanta que muy probablemente se lleven algo para comer en el camino. En Gaiman encontrarán el viejo túnel del ferrocarril, un largo trayecto que los llevará al otro lado del pueblo, y que incluye caminar por algunas zonas en una completa oscuridad hasta que vean la luz al final del túnel. También pueden recorrer la zona de la plaza central, con muchas de las casas tradicionales del pueblo. Por último, no dejen de pasar por el mirador, que les dará unas buenas panorámicas de Gaiman.

Punta Este, Puerto Madryn
Punta Este, Puerto Madryn

Algunos consejos más

El amanecer sobre el mar es realmente impresionante, en particular en el verano. No se lo pierdan, vale la pena. Una zona muy interesante para hacer fotos de la salida del sol es desde las cercanías del muelle de la ciudad, donde van a obtener imágenes muy buenas.

Ya que mencionamos el muelle, en la temporada alta de ballenas es posible verlas sin demasiado problema en esta parte, ya que pasan constantemente por debajo. Si bien es cierto que las ballenas en realidad se pueden ver sin mayores problemas desde la costa, es una buena ocasión para acercarse un poco más.

Pero si lo que quieren es observar las ballenas desde la costa, el mejor lugar es El Doradillo. Es una playa ubicada a 15 kilómetros de Madryn. No tiene arena, sólo piedras, pero es un espectacular observatorio, gracias a que a poca distancia de la costa ya hay varios metros de profundidad, y las ballenas se acercan mucho hasta donde nos encontramos. Es un gran lugar para tomar fotos, en particular cuando no hay viento y el mar está muy calmo. Salvo lluvia, siempre vale la pena visitar la zona. Se puede llegar en auto propio o en taxi -para regresar anotan el celular del taxista para poder llamarlo. La playa tiene 25 kilómetros de extensión, pero si se alejan mucho van a perder la señal de celular.

Si lo que quieren es ver pingüinos, el lugar más famoso en Punta Tombo, ubicada a unos cien kilómetros al sur de Trelew. Se trata de una de las mayores colonias de pingüinos de Magallanes, y están presentes desde fines de agosto o principios de septiembre, y se quedan allí hasta fines de marzo.

Médanos, Punta Este, Puerto Madryn
Médanos, Punta Este, Puerto Madryn

 

Suscribete a TravelMonday, el newsletter semanal de Blog de Viajes
Todos los lunes, las tendencias del mercado de viajes más el nuevo contenido del blog
Written by:

El primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *