Video en vivo: Facebook saca el pie del acelerador

Lo contábamos en la entrada sobre el cierre de la aplicación Blab, ya hace unos meses: el negocio del video en vivo en Internet aparece como bastante complicado. Lo explicaban en su momento los fundadores de Blab: es muy complicado encontrar buen contenido en los videos en vivo. La mayor parte de las transmisiones son bastante aburridas y le interesan a bastante poca gente. Difícil armar un negocio masivo y rentable sobre la falta de interés.

Facebook había optado por otro camino a la hora de promover su herramienta de transmisión en vivo: apuntó más que nada a las organizaciones periodísticos, y pagó por la producción de videos en vivo con mejor contenido. O, al menos, con contenido mejor realizado desde lo profesional y con interés por llegar a mayores audiencias.

Pero la estrategia por ahora no fue demasiado exitosa, y Facebook no va a renovar los acuerdos pagos para 2017. En este punto no queda muy claro si para el futuro cercano la red va a comenzar a quitar énfasis al tema del video en vivo. Si no hay una adopción masiva por parte de los usuarios y es más bien una herramienta de nicho, finalmente puede terminar relegada a espacios menos visibles. No va a ser la primera vez que Facebook lanza funcionalidades que luego termina integrando de manera menos visible, como Places, que ahora está integrado dentro de las herramientas de publicación habituales.

La falta de buen contenido en el video en vivo es sin embargo un problema que tienen todas las aplicaciones de este mercado. Periscope está cada vez más integrado como una opción más dentro de Twitter, y aún así tiene sentido sólo en eventos determinados. Posiblemente una salida interesante es dedicar el video en vivo a instancias puntuales, como mantener contacto con audiencias no tan grandes. Eso es algo que está haciendo Instagram, que lanzó la posibilidad de emitir video en vivo pero de manera efímera; la transmisión no se guarda y desaparece apenas finaliza. Lo que se privilegia, en este caso, es el contacto con la audiencia en lugar del contenido.

Un camino similar al de Instagram está siguiendo YouTube a sus estrellas; monetizar mediante la posibilidad de comprar respuestas visibles en el chat, y donde el foco es la interacción antes que los contenidos desarrollados. La funcionalidad se conoce como SuperChat. Aunque en los últimos días ya han anunciado que la posibilidad de transmitir en vivo se abrirá pronto a todos los usuarios, aunque al momento está limitado a quienes tienen más de 10 mil seguidores.

Para los viajeros, mientras tanto, las herramientas de transmisión de video en vivo son más que interesantes para contar lo que estamos haciendo en los viajes, o para mostrar lugares muy atractivos. La contra, claro, es que las redes móviles en la mayor parte del mundo apenas si pueden lidiar con el video en vivo, y la calidad de transmisión no es demasiado buena. Pero esos problemas técnicos son algo que se podrá superar con el tiempo y el desarrollo de las redes. El problema de la falta de buen contenido, en cambio, va a persistir.

Facebook live
Facebook live
Suscribete al newsletter de Blog de Viajes
No te pierdas el contenido nuevo del blog
Written by:

El primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *