Uno de los puntos que visitamos durante el viaje en el crucero Princess Regal fue Saint John, en New Brunswick, Canadá. Se trata de una ciudad relativamente pequeña, con una población que no supera por mucho los cien mil habitantes. Tiene un interesante centro histórico y hermosos alrededores, con lagos y bosques. Realmente nos tocó la mejor época para visitar la ciudad: el otoño, con muchos árboles con colores ocres y rojizos.

Si quieren leer las entradas anteriores que dedicamos al viaje en el Princess Regal, pueden chequear en este enlace

Para recorrer la ciudad, al igual que hicimos en Halifax -que será la próxima entrada dedicada al crucero- optamos por un bus Hop On Hop Off de Gray Line. Es una de las posibilidades disponibles, junto con otras excursiones que se pueden contratar directamente en el barco. Esto es, que hacen un recorrido determinado con una serie de paradas, y uno puede bajarse en todas aquellas que te interesen. A partir de las siete de la mañana ya se podía bajar al puerto, algo que la mayor parte de los pasajeros comenzó a hacer luego de desayunar. Y se quedaba en destino hasta aproximadamente las 17 horas. Así que había que calcular el tiempo de recorridos para no volver demasiado tarde al barco. El costo del recorrido es de 40 dólares por persona, y tienen un guía permanente en todo el recorrido.

Debajo, un breve resumen en video del recorrido por Saint John y alrededores, y luego un recuento de los lugares que vale la pena visitar.

El primer punto que conocimos el mercado de Saint John. En un edificio histórico, que sólo tiene reformada la entrada, lo que van a encontrar es un mercado tradicional, concentrado sobre todo en productos frescos locales, en particular verduras y carnes. Aunque también van a encontrar muchas cosas para llevar, desde el obvio jarabe de maple o maple syrup hasta mermeladas y dulces. Son tres pasillos, de los cuáles el más concurrido, y el que aparece completo en el video, es el que se ubica en el centro. Hay una buena cantidad de locales para almorzar, así que no es mala idea pasar por allí un poco más tarde, luego de visitar los alrededores.

Mercado de Saint John

Mercado de Saint John

Mercado de Saint John

Mercado de Saint John

Del mercado nos fuimos a la zona de Lago Lily -el nombre del paradero es Lily Lake Pavillion. Es un hermoso lugar para caminar. Hay un almacén y bar donde puede comprar agua o tomar café justo frente al paradero del micro. Luego siguen camino para bordear el lago, para entrar en el sendero que lo separa del bosque. En otoño es un lugar muy lindo, gracias a los colores de los árboles. Para nuestra suerte, nos tocó un día muy soleado, aunque bastante frío. Hay que dedicarse a caminar, simplemente. Rodeen el lago hasta que ya consideren que hicieron un buen camino, y luego retornen al lugar donde bajaron del bus. Por efecto de la llegada del crucero pasaban bastante llenos y tuvimos que esperar casi media hora en algún caso, así que hay que ser pacientes.

Lago Lily

Lago Lily

Lago Lily

Lago Lily

Desde allí tomamos nuevamente el bus para descender en otra área de lagos, en el paradero llamado Fisher Lakes. Aquí también hay mucho para caminar, ya que tienen senderos en varias direcciones. En el recorrido por Saint John hay muchas más posibilidades de salir a recorrer los alrededores que en el caso de Halifax, que fue el otro destino visitado en el crucero, y que es más urbano. Así que es interesante aprovechar esa oportunidad, sobre todo en los meses de otoño. Vayan abrigados, eso sí, porque es bastante frío.

Saint John

Fisher Lakes

Y aquí tienen una panorámica de la zona.

Fisher Lakes - Panorámica

Fisher Lakes – Panorámica

Tras caminar durante algunas horas por allí, nos fuimos hacia los Reversing Rapids, una particular zona del río donde las corrientes forman remolinos y llevan el agua en diferentes direcciones. Sólo nos detuvimos unos minutos para tomar fotos, tanto del río como de las vistas de la ciudad.

Vista de Saint John

Vista de Saint John

Desde este punto se podía ver perfectamente el puerto de la ciudad y la presencia del crucero. El bus sigue el camino ya en el retorno hacia el puerto, pero antes pueden descender en los parques que se encuentran justo antes de llegar al centro de la ciudad, y caminar hasta allí. Justo antes de entrar a la zona del puerto van a encontrar el Centro de Visitantes y un área donde se despliegan las esculturas de John Hooper. Se trata de una serie bastante extensa de obras, que se extienden en dos esquinas.

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

John Hooper esculturas

Luego de ello, optamos por dedicar lo que nos quedaba de la tarde en pasear por el centro histórico de la ciudad. En esa zona hay una gran cantidad de bares tradicionales, así que no es mala opción detenerse a tomar una cerveza por allí.

Centro histórico de Saint John

Centro histórico de Saint John

Centro histórico de Saint John

Centro histórico de Saint John

Y de allí hasta el puerto no hay más que 300 metros. Antes de subir al crucero van a pasar por un mercado que se instala allí los días en que descienden pasajeros. Hay muchas cosas para comprar, aunque lo que más se ve, como pasaba en el mercado de Saint John, son syrups de maple y mermeladas, además de encurtidos. Y, desde ya, muchos souvenires de Canadá, remeras, llaveros y demás productos turísticos.

Crucero Princess Regal en el puerto de Saint John

Crucero Princess Regal en el puerto de Saint John

Realizamos el viaje por invitación de Princess Cruises entre el 22 y 27 de octubre de 2016. El recorrido fue New York – Halifax – Saint John- New York.

Anuncios