Durante la visita a Yucatán, México, en el mes de septiembre para participar como facilitador del curso de Fundación Themis y Organización Mundial del Turismo, uno de los puntos a los que me aboqué rápidamente fue a contar siempre con Internet en el móvil. Hoy hay algunas opciones más, que contaré más adelante, pero en ese momento la más razonable desde lo económico, era adquirir una SIM card local. La opción más sencilla, por la gran cantidad de locales en centros comerciales y la cobertura, fue Telcel -que en el resto de la región es conocida como Claro. La opción que elegí fue el Plan Amigo de 800MB, que costaba 300 pesos mexicanos -aproximadamente 15 dólares al momento de escribir esta entrada.

Este plan tuvo una serie de ventajas al momento de adquirirlo. Dura más tiempo que otros planes -40 días-; incluye 1GB gratis para usar en redes sociales -Facebook, Twitter y WhatsApp, específicamente- y el costo de la SIM card fue muy económico; apenas 10 pesos mexicanos. En planes más económicos la tarjeta SIM sale más cara, así que tendrán que consultar al momento de adquirirla. Estuve en México por unas dos semanas, y los 800MB me alcanzaron bastante justo; los datos se terminaron justo cuando estaba en camino al aeropuerto de Mérida.

Si lo adquieren en un local de Telcel activan el plan en el momento. Si se quedan sin datos, pueden adquirir recargas en esos mismos locales o en supermercados, y activarlos mediante SMS. El paquete donde viene el chip ya viene en versión para SIM, MicroSIM y NanoSIM, así que no tendrán problema para instalarlo en su teléfono. Recuerden, eso sí, que es necesario que el móvil se encuentre liberado para aceptar tarjetas SIM de cualquier compañía.

Telcel

Sim Card de Telcel. Si lo compran en uno de sus locales, lo activan casi inmediatamente

Ahora bien: si no quieren adquirir una SIM en México y prefieren seguir usando el plan de su país, hay una serie de opciones disponibles en la actualidad.

La primera es el Plan América de Claro, que mediante el pago de un plan tradicional local te da conectividad en todo el continente americano. De esa manera no hay que preocuparse más por el roaming. Hay dos planes en Argentina: 5GB por 480 pesos por mes y 10GB por 750 pesos por mes. Hay que tener en cuenta que con este plan es como si siempre se encontraran en Argentina; tienen que tomar en cuenta ese dato a la hora de llamar a otros países, porque se facturarán igual que si estuvieran en casa. Lo bueno es que pueden seguir usando el móvil como siempre a la hora de conectarse a Internet. Al momento de visitar México el plan no estaba disponible, ya que se lanzó algunas semanas después.

Por el lado de Movistar, la opción más simple, sin tener que comprar una tarjeta SIM, es el plan de tarifa plana diaria para roaming. Si tienen un plan de pospago en esta compañía, cuando detecta que están fuera del país, les envían un SMS donde les dan la opción de activar la opción. Cuesta 7 dólares por día y tiene 500MB de datos. Dura 24 horas desde el momento en que lo activan. Es una alternativa interesante si, por ejemplo, tienen que pasar muchas horas en un aeropuerto o pueden salir a visitar una ciudad por algunas horas si tienen una conexión extensa. Cubre los siguientes países: Alemania, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Reino Unido, Uruguay y Venezuela.

500MB es mucho para un día, y con un uso incluso más intenso de lo normal no van a tener problemas. Pero no es una buena opción para varios días de estadía porque el costo se va muy arriba en comparación de comprar SIMs locales. Supongo que Movistar lanzará algún plan de tarifa plana en la región, porque de otra manera se le va a complicar la competencia con Claro.

Si conocen otras opciones o planes que les hayan resultado útiles en México, desde ya pueden dejar sus comentarios.

Anuncios