Uno de los puntos a destacar del crucero Princess Regal, en el que hicimos el viaje desde New York hacia el sur de Canadá, es la gastronomía. Tradicionalmente se piensa que los cruceros son espacios bastante rígidos a la hora de organizar los tiempos de comidas, y que hay que sentarse en la mesa a determinada hora. Aunque es posible seguir ese ritmo -en algunos de los restaurantes se puede pedir mesa para todo el viaje y tener incluso siempre el mismo mesero- lo cierto es que pueden comer a distintas horas del día sin mayores inconvenientes. De hecho, una de las opciones disponibles a la hora de adquirir el pasaje es hacerlo con el Anytime Dining, que permite cenar entre 5:30pm y 10pm sin necesidad de reserva. De todos modos, las reservaciones se pueden hacer directamente por teléfono desde la habitación, así que tampoco es tan complicado.

Todas las referencias, desde ya, están hechas en base al Princess Regal, que fue en el barco que hicimos el recorrido. Tuvimos la oportunidad de visitar la zona de cocina, donde habitualmente los pasajeros no ingresan. Para no hacer tan larga esta entrada, queda para la próxima publicación sobre el crucero.

Hay básicamente dos tipos de espacios gastronómicos. El más visitado es el buffet, en el piso superior del barco, y en donde se sirve comida la mayor parte del día, desde muy temprano hasta la medianoche. Es el espacio de desayuno, que es es probablemente el más fácil de definir: es similar al menú continental de los hoteles. Huevos revueltos, salchichas, tocino, yogur, etc. Aunque hay diferencias. Por un lado, hay mucha presencia de salmón, que pueden pedir ahumado o crudo. Hay una parte dedicada a los panqueques, que los hacen delante de ustedes. Y la variedad de tortas y dulces era muy superior a la que van a ver en la mayor parte de los hoteles.

Hay café de filtro, jugo de naranja y té helado en free refill. Si quieren café espresso -ya saben lo molesto que soy con ese tema- hay una tarjeta de 15 cafés especiales por 33 dólares; en el caso de este crucero, daba para 3 cafés por día. Todo el café tipo espresso que se sirve en el barco es de Etiopía, y lo van a encontrar en cualquiera de los bares que tengan máquina para servirlos. Así que la calidad no varía por pedirlo en los diferentes espacios del barco. Pueden solicitar espressos, ristrettos o capuccinos sin mayor problema. También se puede desayunar en los restaurantes ubicados en el quinto y sexto piso, donde se puede pedir a la carta. Salvo que quieran algo en particular, siempre va a ser más rápido el desayuno en el buffet.

Recuerden que en el caso de pedir cualquier extra en el buffet -café, cerveza, etc- pueden levantarse a buscarlo o directamente lo piden a los mozos; les dan la tarjeta donde se cargan todos los consumos, y listo.

¿Se puede pedir desayuno a la habitación? Sí. Les van a dejar un formulario donde tienen que indicar que quieren para el desayuno. Se sirve desde las 6am, dato importante por si quieren solicitarlo por ejemplo un día en el que hay que desembarcar en algún puerto. El único día en que no se sirve el desayuno a la habitación es la mañana en la que hay que dejar el barco.

Debajo, un breve paseo por el buffet a la hora del desayuno.

A la hora del almuerzo, nuevamente tienen el buffet; la zona de los bares en cubierta, y los restaurantes del quinto y sexto piso. Hay algunas alternativas pagas aparte de la tarifa del crucero, pero las vamos a explorar para la cena. En el buffet la variedad de comidas es llamativa, y tiene una característica bastante particular: los platos, salvo excepciones puntuales, no se repiten. Si un día encuentran sopa de almejas o fideos con salsa en base a wasabi, mejor que se sirvan porque va a ser difícil que lo encuentren al otro día. Si están en onda de probar la mayor variedad de opciones, siempre pueden servirse porciones pequeñas de más cosas. De otra manera no van a poder con todo. Hay mucha variedad de comida de mar, con salmón, vieiras, langostinos y la lista sigue.

Pero la zona de bares en la cubierta es muy interesante. Allí van a encontrar un espacio para hamburguesas -con queso, con tomate y lechuga, etc- y salchichas; en particular, les recomiendo la salchicha con chucrut, que está muy bien. Las preparan delante de ustedes, así que a la hora del almuerzo a veces hay que esperar un poco para recibir el pedido. También tienen una parte para pizzas, y dos bares de bebidas.

Y para combinar con la pizza, las hamburguesas y las salchichas, nada mejor que la cerveza. Princess tiene su propia línea de cervezas artesanales, Seawitch, y que son preparadas por distintas cerveceras estadounidenses. Hay tres estilos: IPA -que fue mi favorita-; Alaska Red Ale -roja-; y Blonde -rubia. Además van a encontrar en el barco otras marcas de cerveza. Desde las más conocidas, como Heineken y Paulaner, hasta Blue Moon, una cerveza de trigo belga que está muy bien. En todo caso, es cuestión de explorar en los distintos espacios del barco, en los distintos restaurantes la carta de cerveza varía.

Cerveza Seawitch Princess

Cerveza Seawitch by Princess

En el quinto y sexto piso hay una serie de restaurantes y bares. Dejo los segundos para la merienda, y pasamos a los restaurantes. Salvo los que mencionaremos para la cena, están incluidos en el costo del pasaje. Tienen, por ejemplo, Alfredo’s, dedicado a la pizza y las pastas. También hay un bar de vinos, donde pueden pedir distintas tapas. Y en el Ocean Terrace van a encontrar sobre todo comida de mar.

Hora de la merienda, y una buena alternativa es el International Café, en el quinto piso de la zona central del crucero, donde van a encontrar tortas y café. En el buffet también van a encontrar para merendar, pero en horarios tempranos. Recuerden que es bastante común en Estados Unidos comenzar a cenar a horarios que a muchos de nosotros nos parecen un poco inusuales, como las seis de la tarde. Y en el caso del buffet ya para las diez de la noche comienzan a cerrar algunas islas. Si quieren comer algo bien tarde, las mejores opciones están en el quinto piso. Allí también hay una heladería y una tienda de dulces y regalos. Van a encontrar una zona de productos electrónicos, en particular cámaras de fotos y action cam tipo GoPro. Como en altamar no hay impuestos, los precios están por debajo de lo que van a encontrar en tierra.

Plaza central del Princess Regal

Plaza central del Princess Regal

A la hora de la cena, se puede optar por alguno de los restaurantes que tienen un costo aparte de 29 dólares. Por ese precio tienen derecho a probar cualquier plato de la carta. Desde ya, el alcohol es aparte. Pudimos visitar dos de ellos. Si quieren ir a alguna de estas opciones les conviene reservar, porque entre las 7 y las 9 de la noche suele estar completo.

Sabatini’s es una trattoria italiana, y aquí lo más interesante pasa por las pastas. Tienen entradas muy variadas -calamares fritos, burrata alla panna con carpaccio, vitel toné, entre otros-; platos con pastas; y segundos más especializados en comida de mar, con langosta, y carnes vacunas.

Tris D'Aragosta: Langosta en tres variantes, en Sabatini's

Tris D’Aragosta: Langosta en tres variantes, en Sabatini’s

El Crown Grill, por su parte, se especializa en carnes. Hay mucha variedad en particular de carne vacuna pero van a encontrar también cordero, cerdo y productos de mar. Los bifes en particular son bastante contundentes, así que no se van a quedar con hambre. La recomendación para el postre es la selección del chef, donde va a poder probar en tamaño mini de varias de las opciones de la carta. Lo pueden ver en la foto debajo.

Carnes en el Crown Grill

Carnes en el Crown Grill

Postres en el Crown Grill

Postres en el Crown Grill

Como en estos lugares el mejor acompañamiento de la comida es el vino, hay un dato importante: si piden una botella de vino en cualquiera de los restaurantes o lugares de comida del crucero, y no la terminan, la guardan. Les darán un ticket con el número, y al otro día pueden pedirla en otro restaurante y se las llevarán. Así que si piensan que una botella es demasiado para la cena, pueden reservar para algo para otro día.

Realizamos el viaje por invitación de Princess Cruises entre el 22 y 27 de octubre de 2016. El recorrido fue New York – Halifax – Saint John- New York.

Anuncios