Esta semana publiqué una primera entrada sobre Highline Park, el parque elevado que en pocos años le cambió la cara a la zona de Chelsea, en New York. Para quienes puedan visitarlo, se trata de un recorrido de 2,33 kilómetros de extensión, así que van a poder hacerlo en un par de horas, y con mucha tranquilidad. Como está construido sobre una vieja vía elevada del tren, tiene una forma bastante particular. Es como una especie de largo pasillo de ancho variable, y donde a medida que nos acercamos al sur comienza a tener más vegetación.

Aunque vale la pena recorrerlo en cualquier momento del día, lo cierto es que, si les interesa a nivel fotografía, tienen que elegir el horario hacia el atardecer y el comienzo de la noche. Como todo el recorrido está iluminado de abajo hacia arriba -van a encontrar luz artificial desde arriba sólo en los cruces de calle- es un interesante espacio para obtener buenas imágenes.

Cuando comenzaba a caer la tarde, y mientras arrancamos con el recorrido, a la altura de la calle 30 se podía tomar fotos de los visitantes al parque.

La zona se ha transformado, gracias a Highline Park, en una de las zonas más caras de la ciudad, y dónde se están construyendo algunos de los edificios más arriesgados en cuanto a apuesta arquitectónica. Así que hay muchas posibilidades de lograr fotos donde se pueda apreciar el contraste del recorrido y los edificios circundantes.

El parque atraviesa una buena parte de New York, desde la calle 34 hasta Gansevoort, en el sur. Por eso, van a poder tomar muchas imágenes de las calles que lo cruzan, normalmente a la altura de la Avenida 10.

Highline Park

Highline Park

En el punto en el que el parque cruza por arriba de la avenida 10 van a encontrar este particular auditorio. Si tienen ganas de descansar de la caminata, es un buen punto para detenerse. A lo largo del recorrido, de todos modos, hay bancos y unas instalaciones de manera donde incluso pueden echarse.

Highline Park

Highline Park

Van a encontrar zonas con murales, que por el tipo de iluminación que tienen, son un buen lugar para quedarse tomando fotos.

Y por cierto, hasta van a encontrar que en los edificios junto al parque hay actividades, como esta clase de aeróbicos.

Highline Park

Highline Park

La parte final de Highline Park, hacia el sur, es donde van a encontrar más vegetación, además un recorrido que se vuelve más imprevisible. Allí hay muchas oportunidades de encontrar mucho contraste entre la iluminación y los visitantes.

Anuncios