AirBNB y la gran novela de New York

AirBNB es una empresa que ha crecido de una manera impactante en los últimos años, pero su desarrollo en algunos de los principales mercados turísticos del mundo no ha sido sencillo. Una de las ciudades donde más oposición tiene es New York, posiblemente su principal mercado urbano en el mundo. La ciudad ha establecido que no se pueden hacer alquileres temporarios de departamentos completos por menos de 30 días ya hace varios años. Y ahora ha endurecido su política, ya que se puede multar a aquellos que publiquen en sitios como AirBNB ofertas que violen esta legislación. La política de AirBNB en este punto siempre fue bastante simple: ellos son una plataforma. Son los anfitriones los que deben cumplir con las leyes locales, así que ellos deben tener en cuenta que su oferta es legal. Con esta nueva normativa, deberán supervisar que no se publiquen ese tipo de ofrecimientos.

Pero el tema no se reduce a New York, en particular con el tema de los departamentos completos. Berlín sólo permite alquileres temporarios con un permiso previo. En Londres se establecieron máximos de 90 días de alquileres al año. En San Francisco hay límites similares. El gran problema para AirBNB es que las limitaciones legales comiencen a hacer más complicada la operación diaria, y aleje clientes. Al fin y al cabo, no podemos estar al tanto de las legislaciones de alquiler de todas las ciudades que vamos a visitar.

La empresa no se quedó quieta, claro. Está llevando adelante varias estrategias. Una es la formación de “clubes” de anfitriones, que tienen como función agrupar a quienes tienen lugares para alquilar, como una manera de comenzar a formar espacios que posteriormente peticionen a las autoridades. Básicamente, reunir a aquellos que podrían ser afectados directamente si se limita legalmente los alquileres de casas y departamentos completos.

La segunda estrategia tiene que ver directamente con la parte legal. AirBNB ha demandado a la ciudad de New York y sus autoridades. Lo que plantean es que la norma que permite sancionar a aquellos que publiquen ofertas de departamentos por fuera de la legislación actual es una limitación de la libertad de expresión, ya que la obliga a impedir las publicaciones que quieren hacer terceras partes. La compañía tiene una demanda también contra San Francisco por las limitaciones establecidas en normas recientes.

Finalmente, la compañía tiene, de acuerdo a The Guardian, aproximadamente 70 lobbistas trabajando con ellos para lograr que la legislación no limite sus operaciones en Estados Unidos. Básicamente, vienen llevando a cabo una tarea para intentar impedir que los ejemplos de ciudades como New York y San Francisco se extiendan a otros mercados.

Por ahora, la novela sobre AirBNB y las limitaciones legales, que comenzó en New York y que luego se extendió a otras ciudades, va a sumar nuevos capítulos en el futuro cercano.

Suscribete al newsletter de Blog de Viajes
No te pierdas el contenido nuevo del blog
Written by:

El primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *