Blog de Viajes

El primer blog de viajes de Argentina, desde octubre de 2003

AirBNB en Japón: experiencias locales en una plataforma global

La primera visita a este país tenía también otro desafío: como forma de alojamiento en Japón sólo usaríamos AirBNB. Nada de hoteles. Parece una decisión simple, pero después veríamos que tenía sus complicaciones, sobre todo cuando llegan muy cansados, tras una serie de vuelos y escalas que toman unas 40 horas desde Buenos Aires.

Hay varios puntos que compartían los lugares donde nos alojamos. Los tres tenían sistema de autoservicio de la llave de entrada. El primero en unas cajas fuera del edificio -y que nos complicarían la vida en la llegada. Los otros dos, en los buzones de cada departamento, en el hall de entrada. Todos los departamentos tenían un mobile Wifi, que funciona tanto como Internet en la casa como para llevar cuando salen a recorrer la ciudad. Como para llegar dar por sentado que no vamos a tener conectividad a Internet -aunque en nuestro caso no era cierto porque habíamos alquilado uno en el aeropuerto- todos tienen indicaciones hechas a partir de Google Street View de cómo llegar al departamento. Pero aquí hay un problema: toman como referencia una salida de la estación de tren o subte. En las estaciones grandes es complicado a veces encontrar esa salida puntual, y por lo general el recorrido se hace priorizando la distancia, y no la presencia de ascensores o escaleras mecánicas que le faciliten la vida a quienes viajan con valijas. De todos modos, la recomendación es que si llegan sin conectividad a Internet busquen seguir al pie de la letra el recorrido sugerido.

Yoyogi Park

Yoyogi Park

Otro punto en común: todos aclaraban que en caso de cualquier problema, como por ejemplo dificultades para ingresar, no había que preguntar nada a nadie del edificio. Hay que comunicarse con el anfitrión vía su usuario en AirBNB o a su número de teléfono via WhatsApp. Otra razón para tener siempre conectividad a Internet -si no quieren un mobile Wifi, pueden comprar una SIM card en el aeropuerto o usar el roaming de su compañía, pero mejor averiguar primero el precio para no tener sorpresas a la vuelta. En algunos casos se aclara que tampoco se queden dando vueltas frente al edificio si no pueden ingresar, para no preocupar a algún vecino, ni comentar que alquilaron vía AirBNB.

Lo primero que pensé, al momento de ver las advertencias tipo “no decir que alquilaron via AirBNB” es que había alguna restricción legal. Resulta que en Japón han comenzado a aparecer esas restricciones, pero se dan a nivel municipal, y no de ciudad completa y mucho menos a escala nacional. Por lo que pude chequear, en ninguna de las zonas donde nos quedamos había restricciones legales -aunque desde ya se me puede haber pasado por alto alguna noticia. Así que el tema pasa por los temores sobre seguridad en los edificios o limitaciones establecidas por los consorcios. Se trata de zonas que nos son turísticas, y que tienen departamentos destinados a viviendas permanentes. Como ciudades como Tokio están recibiendo muchos más turistas, es muy probable que en los próximos años aparezcan más limitaciones a los servicios de alquileres de habitaciones y departamentos por Internet.

Shinjuku

Shinjuku

Un punto importante: en tanto el sistema era de autoservicio, implica abrir candados con combinaciones de números, o buzones con un dial que hay que girar hasta que combinen de determinada manera. Lleven esas indicaciones de manera offline en el teléfono, como DOC o PDF, porque seguramente van a tener que consultarlas.

Otro punto: todos indican con mucho énfasis que no hay que hacer ruido en el departamento; que hay que sacarse el calzado al ingresar -hay pantuflas disponibles-; y que después de determinada hora hay que evitar el uso de electrodomésticos como lavarropas. Luego de la estadía en Tokio y Kioto, podemos decir que el silencio en los edificios es casi absoluto. Por lo tanto, la recomendación es respetar con mucho cuidado ese punto, y cuidar el tema del volumen de la televisión o equipos de música. Si no les gusta siempre tienen los hoteles para hospedarse :).

Si piensan llegar en taxi hasta los departamentos, recuerden llevar la dirección en japonés. En uno de los departamentos que alquilamos, el anfitrión había armado un PDF con indicaciones para los taxistas a la hora de llegar al lugar. Pero no todos lo tienen.

El primer departamento, en la zona de Ginza, resultó luego que no fue la mejor opción para comenzar. La zona, aunque cercana a una serie de estaciones de tren y metro, está cruzada por muchas zonas peatonales aéreas, y no era nada fácil orientarse, incluso con Google Maps. Para peor, llovía de manera torrencial, y veníamos muy cansados de un vuelo muy largo. Cuando finalmente, luego de casi una hora, logramos dar con el edificio, no podíamos encontrar la caja con la llave. Y es que en realidad la “caja” indicada era un candado, que tenía una combinación de números para poder ser abierta, y que estaba colgado en una reja lateral del edificio. Recién nos dimos cuenta un rato después, cuando estábamos sentados en un pequeño restaurante cercano, porque llovía mucho, y ya estábamos casi empapados. Así que finalmente pudimos ingresar, no sin antes haberle hecho unas veinte preguntas al anfitrión :P. Por cierto, a la hora de irnos el candado no funcionaba para dejar la llave. Menos mal que justo llegaba la gente de limpieza, y se la dejamos a ellos. La ubicación del departamento, en términos de recorrer la zona, era muy buena, ya que estaba a unas siete cuadras del centro comercial de Ginza. Pero no fue la mejor opción para dos recién llegados a Tokio en cuanto a facilidad de ubicación.

La segunda opción, en Kioto, fue la más sencilla. Había que salir de la estación del metro, caminar seis cuadras en línea recta, y retirar la llave del buzón interno a partir de un dial y una combinación de números. Aquí todo funcionó sin problemas. El departamento estaba bastante cerca del Palacio Imperial y otras zonas muy interesantes, y además tenía el metro bastante cerca.

La tercera opción, en Shibuya, fue complicada de encontrar, porque el barrio tenía unas manzanas bastante particulares, con muchas calles que pasaban por la zona posterior de los edificios. Tardamos un rato en dar con el edificio, incluso con Google Maps. Lo bueno es que al menos había sol y no era un problema el clima. Luego de hallar el lugar, entrar fue muy sencillo, y el retiro de la lleva fue vía un dial y una combinación de números, que funcionó sin problemas. El departamento era muy lindo, pero estaba un poco lejos del metro. Las líneas de tren eran más cómodas para llegar, y además pasamos a tomar los buses de manera mucho más frecuente. Ahí descubrimos el servicio del Hachiko, una línea de buses de ese municipio, que cuesta la mitad que el transporte usual. Para ir a Harajuku comenzamos a usarlo de manera muy frecuente. Un punto a favor es que estaba cerca de Yoyogi Park, una hermosa zona de Tokio, y aprovechamos para recorrer buena parte de ese parque y sus templos.

En los tres casos, la limpieza y estado de los departamentos era muy buena. Todos tenían manuales para el tema de los electrodomésticos. Lo más complicado por lo general era la cocina, pero con un poco de práctica la podrán usar sin problemas. El único caso particular era Kioto, donde la cantidad de agua caliente estaba limitada, ya que se calienta durante la noche, cuando la electricidad es más barata. La recomendación en ese caso era tomar duchas cortas.

Otro punto: muchos departamentos en alquiler en Japón no tienen camas. Para dormir hay colchonetas. Si no tienen problemas con ese tema, adelante, pero nosotros preferimos camas para descansar mejor. Cuestión de costumbre, en todo caso.

Como consejo, cuando alquilen chequeen el tema del retiro de la llave en el departamento. Al menos nuestra experiencia fue que resulta mucho más sencillo cuando pueden hacerlo vía el buzón interno que está en el hall del edificio. Revisen también el mapa de Tokio para ver cómo es la zona donde piensan alquilar; revisen los comentarios de otros huéspedes en cuanto a la facilidad de acceso y la cercanía con el metro y tren; y en la medida de lo posible cuenten siempre con acceso a Internet en el teléfono, vía SIM Card o mobile Wifi. Sobre el tema Internet en Japón pueden leer en otra entrada de este blog.

Y si nunca alquilaron por AirBNB, aquí tienen la guía de uso que actualizo de manera frecuente.

Anuncios
Suscribete a TravelMonday, el newsletter semanal de Blog de Viajes
Todos los lunes, las tendencias del mercado de viajes más el nuevo contenido del blog

próximo puesto

Atrás puesto

3 Comentarios

  1. Hernan Agosto 24

    Hay alguna razón por la cual conviene cambiarse de departamentos dentro de Tokio.

    • Jorge Gobbi Agosto 24 — Autor de artículo

      No, ninguna. Pero nos íbamos a Kioto en el medio de la estadía en Tokio, y de paso queríamos conocer otra zona de la ciudad.

  2. Elisa Enero 12

    Hooola!! Resulta que en una semana nos vamos para Japón y los 3 primeros días de estancia estamos en un airbnb en Kioto.. Estoy buscando en internet y no encuentro mucho sobre el tema pero diferentes páginas web me están asustando.. ¿Crees que deberíamos cancelarlo? O cuando lleguemos mentir en el papelito éste que te dan de inmigración y poner otra dirección? O qué hacemos? Gracias!!

Dejar una contestacion

© 2017 Blog de Viajes

Tema de Anders Norén