Cuando en septiembre del año pasado hice un resumen de las herramientas para manejar y publicar contenidos en viajes y turismo, una de las recomendaciones fue Pocket, un interesante gestor de enlaces y publicaciones, que nos permitía generar un listado de favoritos. A medida que algunos de los clásicos en este segmento decaían, como pasó con Delicious, se hacía cada vez más importante buscar alternativas. Y Pocket era la mejor posicionada, sobre todo por su integración con IFTTT, que nos daba la posibilidad de guardar el historial de favoritos en una copia de respaldo en servicios como Google Drive o Evernote.

Ya desde hace varios meses Pocket viene sumando nuevas funcionalidades más orientadas a la capa social. Agregaron una sección de recomendados, donde podemos compartir de manera pública aquellos artículos que más nos interesan -por defecto, todo lo que guardamos en Pocket es privado.

Pero esta semana sumaron más funcionalidades, que ya orientan a Pocket, sin vueltas, en el camino de una red social concentrada en la información. Los artículos que compartimos en la sección de recomendados ahora también pueden ser marcados con un “me gusta” y republicados con la función “repost”. Justo en el momento en que Facebook comienza a reorientarse otra vez hacia la información pública en detrimento de las publicaciones de tipo personal / privada, Pocket busca consolidar una comunidad de usuarios interesados en almacenar y compartir publicaciones con sus amigos y lectores.

Pocket Love

Pocket Love

En mi caso, al igual que en este blog, el foco de la selección de artículos se concentra alrededor de temas ligados con el turismo, la tecnología y las tendencias globales. Y creo que uno de los puntos interesantes de una herramienta como Pocket tiene que ver con el posicionamiento profesional que nos interesa obtener. En este caso, ser usuarios con intereses puntuales en ciertos temas y que comparten información con usuarios con nuestros mismos intereses.

Me encuentran en Pocket en mi perfil público.

Anuncios