Desde hace varios años que la ciudad de New York no permite alquilar departamentos completos por menos de 30 días. La medida siempre tuvo un doble propósito: no reducir la oferta para los locales y cuidar el mercado hotelero, que aporta una buena suma en impuestos.

Y ahora Berlín se suma, con una ley que ya había sido tratada hace dos años, pero que recién entró en vigencia este 1 de mayo. La medida de fondo: la prohibición de alquilar departamentos completos a turistas. Al igual que New York, no hay problema con las habitaciones particulares. El punto es que el anfitrión debe estar en casa. Las multas por no cumplir la medida pueden llegar a los 100 mil euros. Y las autoridades alientan a los ciudadanos a denunciar las violaciones que puedan observar.

La capital alemana es una de las principales plazas de turismo de Europa, con más de 30 millones de visitantes por año. Aunque sus costos de alquiler son más bajos que los que se pueden encontrar en ciudades como Londres o París, en los últimos años siete años los precios de renta han subido más del 50%.

Aunque en New York el alquiler de departamentos completos no se permite por menos de 30 días, lo cierto es que en los listados de AirBNB aún se los puede encontrar. Claro que si los alquilan y los denuncian los pueden desalojar.

La medida legal ya está vigente en Berlín, aunque hay empresas como 9flats y Wimdu, similares a AirBNB, que presentaron amparos para evitar que sea aplicada de manera inmediata.

Más sobre el tema en The Guardian. La foto que abre la entrada fue tomada por Davis Staedtler bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios