Mucha gente bastante asustada, en particular los usuarios que tienen más seguidores en Instagram -y, en particular, los que suelen correr campañas pagas. Por ahora, ese es todo el balance de los anuncios sobre la implementación de algoritmos en Instagram, que por ahora no tienen fecha de implementación masiva. O sea: en este momento, para la mayor parte de los usuarios de Instagram no hubo cambio alguno.

La implementación de algoritmos en Instagram tiene un objetivo público: destacar el contenido más valioso en esta red. Algo que según sus desarrolladores se pierde en el actual formato de muro ordenado cronológicamente. Pero hay otro objetivo más concreto, claro: al salir del modelo de ordenamiento cronológico, se hace más fácil vender publicidades y dejarlas más tiempo a la vista de los usuarios. Algo que sabe muy bien el dueño de Instagram, Facebook. Al tener un muro ordenado por “interés”, se puede manejar la visibilidad de las publicaciones para garantizar que todo aquel que quiera lograr llegar a muchos usuarios tenga que pasar por caja.

Hay algo que aún no sabemos de la implementación de los algoritmos en Instagram. Hay dos escenarios. El primero es el “modelo Twitter”: muestra el contenido más relevante en la parte superior del muro, pero luego se ordena cronológicamente. Pero, finalmente, todo se muestra, siempre que sigamos a esos usuarios -incluso si destaca contenido de otros, es porque tiene muchos usuarios en común con nosotros. El escenario 2 es que solamente se muestre el “contenido interesante” publicado por los usuarios que seguimos, pero no aparezca el “no interesante”. Es el modelo de Facebook, claro, que nos muestra un número limitado de historias para “no saturarnos”.

El escenario 2 tiene consecuencias más importantes, ya que recuerda el proceso vivido algunos años atrás con los usuarios que se esforzaron por tener muchos seguidores en las páginas de Facebook. Con el tiempo, esos usuarios descubrieron que sus publicaciones apenas llegaban al 1 o 2% de sus seguidores. ¿Querían más visibilidad? Desde ya podían tenerla, pero debían comprarla como publicidad. El mayor temor de muchos en Instagram es que ese modelo se replique, y que finalmente el alcance orgánico de las publicaciones en esta red de fotos disminuya de manera drástica. Que se devalúe, entonces, el valor de la comunidad que construiste.

Desde el punto de vista comercial, la decisión de Facebook / Instagram parece bastante obvia. En el modelo actual de Instagram, el dinero de la publicidad queda sobre todo en mano de las agencias y los influenciadores, que venden campañas sin compartir esos ingresos -en Twitter por ahora pasa algo parecido. Al cambiar hacia un modelo de algoritmos, una consecuencia posible es que las empresas comiencen a invertir en la visibilidad de sus propios canales, como sucede en Facebook, antes que en aparecer en los perfiles de los influenciadores. La publicidad paga, entonces, pasará a ser facturada centralmente por Instagram.

Cada tanto conviene reiterar algunas cosas, aunque ya tengan algunos años de vigencia. Tus seguidores en las redes sociales no son tuyos. Son, simplemente, usuarios de esas redes sociales. Que lean, que se enteren de tus publicaciones o las compartan dependerá de cómo esas redes sociales implementen (o cambien) las reglas del juego. Crear una comunidad en un servicio Web de terceros tiene sus riesgos, sobre todo cuando esas empresas deciden que es hora de comenzar a monetizar más agresivamente.

Veremos, finalmente, hacia que escenario va Instagram, y ya podremos sacar más conclusiones sobre la evolución futura del valor de las comunidades que se han construido en esa red social. Por ahora, además, anunciaron hace poco que permitirán publicar videos de hasta 60 segundos, lo que marca que están bastante confiados con la evolución del formato, a pesar de que por ahora los videos por lo general resultan ser bastante menos populares que las fotos.

Anuncios