Todos sabemos que las guías de viaje no pasan por su mejor momento. A medida que muchos turistas optan por buscar información en Internet, donde los datos suelen ser más actuales, muchas empresas tradicionales han visto como sus finanzas se ponían complicadas. Un ejemplo evidente es Lonely Planet, que primero fue vendida a BBC, perdió mucho dinero y terminó siendo vendida de nuevo. Tras un proceso bastante traumático de reducción de oficinas globales, la compañía inició una nueva era, en particular en Internet.

Make my Day, primer intento

El primer intento fue Make My Day, una serie de guías de ciudades, que ofrecían una cierta cantidad de información sobre 6 urbes muy visitadas. La idea era que podíamos estructurar recorridos de acuerdo a la cantidad de días que nos íbamos a quedar en la ciudad y por hora (mañana, tarde y noche). Si queríamos más datos, se podía desbloquear el contenido restante por US$ 0,99 (una ciudad) o US$ 2,99 (tres ciudades de la misma región). Al principio el valor de cada ciudad era US$ 2,99, lo que marca las serias dificultades que se dan hoy en la Red a la hora de vender contenido especializado de viajes. Al principio eran 6 guías, que luego se expandieron a 12. Las versiones para móviles complementaban una serie de libros en papel. Si adquirían estos, el contenido online era gratuito. Make My Day está disponible para iOS y Android.

Las nuevas guías de ciudades

Y ahora, a tono con ese mercado en el que claramente es muy difícil de monetizar vía la venta de contendos, Lonely Planet lanzó ahora una serie de 37 guías de ciudades, con contenido gratuito y sin nada extra que desbloquear. En este, ya nos encontramos con un modelo pensado directamente para aplicaciones móviles, y estructurado alrededor de un mapa de la ciudad, y una serie de secciones específicos, como lugares para ver, gastronomía, hoteles, compras, etc. De acuerdo a la ciudad encontraremos más espacios de contenidos, como mercados, artesanías, etc. Cada lugar puede ser marcado y agregado a un listado de cosas para hacer, con su respectivo mapa. Tanto los mapas como las guías se bajan al móvil, así que se pueden consultar de manera offline. Lo único es que deben registrarse, ya que necesitan una cuenta en el sitio de Lonely Planet para usar las guías.

Las guías aún conservan una ventaja interesante frente al contenido en la Web: están organizadas y pueden ser fácilmente consultadas mientras viajamos. El contenido online normalmente hay que organizarlo, y eso toma tiempo. Desde ya, estas guías no tienen tanta información como las versiones pagas, pero son una buena ayuda a la hora de visitar las ciudades listadas. En la actualidad está Tokio, Kioto, Amsterdam, Bangkok, Barcelona, Boston, Beijing, Berlín, Dublin, Dubai, Ciudad del Cabo, Budapest, Buenos Aires, Chicago, Londres, Estambul, Hong Kong, Moscú, Montreal, Madrid, París, New York, New Orleans, Roma, Praga, Río de Janeiro, Seúl, Seattle, San Francisco, San Petersburgo, Singapur, Shangai, Sydney, Venecia, Vancouver, Washington DC y Viena. Como verán, una lista bastante extensa.

Cada una de las atracciones y lugares en las guías puede ser compartida vía correo electrónico o en las redes sociales. Lo que a mi gusto le falta es una herramienta para agregar notas, algo que en mi caso hubiera sido muy útil.

Un punto que por ahora va a limitar su llegada a nuestros países: únicamente está disponible en inglés, al menos por ahora.

Debajo, el video de lanzamiento de las guías.

Por cierto, las pueden bajar de manera gratuita a dispositivos iOS y Android.

[the_ad id=”15426″]

Anuncios