Una de las cosas que estoy descubriendo en esta visita a Lima es que la oferta de cervezas artesanales en Perú se está expandiendo rápidamente. Ahora se pueden encontrar sin problemas en supermercados como Wong -que es el que apunta a los consumidores de mayor poder adquisitivo- y restaurantes. En esta entrada voy a listar algunas de las alternativas, con foco en las cervezas que pude probar hasta ahora.

Barbarian: pude probar dos variedades. La India Pale Ale es realmente muy buena, y mi favorita entre las que pude degustar en estos días -lo cual no es tan raro, es realmente la variedad de cerveza que más me gusta. Se trata de una cerveza tradicionalmente alta en contenido alcohólico y con un amargo intenso por la presencia del lúpulo. Otra variedad que probé fue Pumpkin Ale, con calabaza, un clásico de Halloween en Estados Unidos. Sabor ligeramente dulce, con presencia de canela, realmente muy interesante. La Chaski Porter tiene un sabor que les hará recordar a marcas como Guiness. Y La Nena Hoppy Wheat es una cerveza de trigo, muy suave y liviana -y particularmente, la que menos me interesó. La botella de 345ml cuesta alrededor de 9 soles (algo menos de 3 dólares). Por lo que leí, tienen variedades de Summer Ales con camu camu y maracuyá, que veré de conseguir. Los encuentran también en Facebook.

Cervezas artesanales peruanas

Cervezas artesanales peruanas

La Popular Candelaria: en este caso pude probar una pale ale que me hizo recordar bastante a las cervezas que tomé hace algunas semanas en El Calafate. Una cerveza roja más bien liviana, con un amargor suave. Alrededor de 7 soles la botella de 354ml. Hay otras variedades que aún no probé, como la Red Ale, Golden Ale y Witbier.

Maddock: tengo para degustar una Volcano Red Ale, que precisamente en este momento aún está en la heladera. Será la próxima actualización. Tienen unas cuantas variedades, pero la que más me interesa es la Capsicum IPA, que incluye rocoto, un ají picante muy tradicional en la cocina peruana. Alrededor de 9 soles la botella de 354ml.

Cumbres: la primera cerveza artesanal peruana que pude probar, algo que hice en la visita a Perú en 2014. En ese momento elegí la cerveza con quinua, muy suave y liviana, en el estilo de las cervezas con trigo. Esta vez probé la Maracumanto, que combina los sabores del aguaymanto y el maracuyá. Muy liviana, no me terminó de convencer demasiado, pero es una buena opción para días calurosos. Se puede conseguir con cierta facilidad en los restaurantes.

Barranco Beer Company: en este caso no es cerveza embotellada, ya que sólo la venden en su local en pleno centro de Barranco, uno de los barrios más populares entre los turistas que visitan Lima. Pueden elegir entre lager, hefeweizen, saison, wheat, hoppy lager, rye pale ale, Amargu-IPA, marzen, stout de avena y stout de café. Supongo se merecen una nueva visita. La Stout de Café fue toda una sorpresa; es como si fuera una Guiness con nota de café muy marcadas. La IPA está muy bien, con notas vien amargas (por algo lo de Margu-IPA).

Sierra Andina: probé la Huaracina Pale Ale y la Alpamayo Amber Ale, ambas de un sabor bastante intenso para estos tipos de variedades. Hay otras variedades como Porter, pero queda para la próxima visita.

Hay varias cervezas artesanales en Perú que no pude probar en este viaje, como Nuevo Mundo y Magdalena, pero ya las sumaremos a la lista. Si conocen otras cervezas artesanales que no mencioné en la entrada, me avisan en los comentarios. Nuevo Mundo tiene además un local en Miraflores, , en la cuadra 4 de Larco, donde se pueden probar muchas marcas locales de cervezas.

Anuncios