Para los profesionales de generación de contenidos, para empresas de medios o para bloggers, hay una estructura de producción que tiene su centro en el sitio Web o blog como concentrador de las estrategias de publicación. Todos ellos procuran atraer público hacia sus sitios, que es donde tienen sus métodos de monetización vía la venta de publicidad. Por lo tanto, las estrategias de SEO en buscadores o de promoción en redes sociales se concentrar en llevar visitantes a tu propiedad principal. Pero en los últimos tiempos comienzan a aparecer otras formas de comercialización en la Web, que de manera muy interesante traen consigo una reactualización del modelo de sindicación o venta de contenidos a través de plataformas de terceros.

Un caso muy evidente es Instant Articles, la iniciativa de Facebook, por la cual los medios directamente alojan su contenido en esta red social para facilitar su lectura desde móviles. Los usuarios pueden acceder mucho más rápido a los materiales publicados, y Facebook le otorga la mayor parte del valor de la publicidad al medio, y a la vez corre con los costos técnicos. Algo similar sucede con Discover, el espacio de medios de Snapchat. Todo el contenido permanece dentro de esta red social para móviles. No se envía tráfico fuera de ella.

Mientras Facebook y Snapchat ya tienen un modelo en funcionamiento, hay otras grandes empresas que ya preparan el suyo. Por ejemplo Google está testeando Accelerated Mobile Pages (AMP), un estándar, que promete abierto, para crear páginas que carguen rápido en los moviles, y que seguramente se podrá integrar con su red de publicidad. Y Twitter tiene en Moments una iniciativa donde busca que los medios creen contenido directamente sobre su plataforma.

La gran pregunta es si este tipo de modelo puede extenderse hacia otros medios más pequeños. Hoy muchos de nosotros leemos las noticias mayormente en aplicaciones y ya no en sitios individuales. Las seguimos a través de opciones como Flipboard, Nuzzel, etc. Algunas de estas aplicaciones hacen un breve resumen del contenido y luego te envían al sitio, lo que muchas veces lleva a que debamos esperar para recibir el contenido. Es probable que estas aplicaciones comiencen a explorar modelos más cercanos al Instant Articles de Facbook, y ofrezcan compartir el valor de la publicidad a cambio de sindicar nuestros materiales. Y brindar además un acceso más veloz a las publicaciones.

En un artículo muy interesante, Francesco Marconi se pregunta si no estamos frente a la posibilidad de la extensión de un modelo de homeless media, que ya no tenga un centro organizador como un sitio Web o un blog, y que directamente cree contenidos para que sean sindicados y comercializados a través de terceros sitios. Ventaja: la empresa de contenidos se dedica a lo suyo, y no de los aspectos técnicos de mantener su propio emprendimiento. Desventaja: darle la comercialización a un tercero siempre implica estar expuesto a cambios de modelo, como el porcentaje compartido de publicidad, además de permitirle a otro conocer datos importantes como tráfico, contenido más popular, etc.

Por ahora, estos modelos de sindicación de contenidos apuntan a grandes empresas periodísticas, y no llegan a editores de sitios más pequeños. Pero con el tiempo seguramente comenzarán a apuntar a páginas Web y blogs con una audiencia de nicho, más pequeña pero con mejores posibilidades de comercialización.

Alguna vez, mucha gente en los blogs creyó que podría vivir de los ingresos que le generaban las redes de publicidad tipo Adsense. Ahora que ya quedó claro que eso no va a ser así, habrá que ver si en un futuro cercano los editores independientes no podrán comenzar a pensar en un modelo de sindicación de contenidos que, en particular para los que recién entren al mercado, no deba depender de un sitio Web o un blog. Donde el foco no sea atraer tráfico sino lograr un mayor engagement entre la audiencia y el contenido. Un modelo donde el interés central pasaría por el contenido nativo antes que por adaptar materiales de un blog o sitio Web a las redes sociales.

Temprano todavía para pensar si ese modelo puede ser exitoso desde lo económico para medios y editores independientes. Por las dudas, habrá que seguir con atención los experimentos de sindicación de contenidos que se vienen.

 

Anuncios