La mayor parte de los visitantes a El Calafate suele tener como principal objetivo visitar el glaciar Perito Moreno. Algo que desde ya hicimos y que contaremos en otra entrada, pero también estaba el objetivo de recorrer otros lugares. Una de las actividades que desarrollamos en El Calafate fue la navegación por los glaciares Upsala y Spegazzini. Es un recorrido que toma desde las 7:30 horas, desde que pasan a buscarte por el hotel hasta que te devuelven al mismo punto alrededor de las 18 horas. La navegación en sí se extiende desde las 8:30 hasta las 17 horas con punto de partida y retorno en Punta Bandera, y una única detención en Puesto Las Vacas. Se trata de una experiencia que les va a interesar a aquellos que no gustan de los viajes muy masivos, ya que este crucero sólo lleva 28 pasajeros como máximo. Durante todo el viaje tendrán una guía que les contará sobre los lugares a visitar, además de un chef, una camarera y el personal de a bordo.

El recorrido lo realizamos en el Crucero Leal de la empresa Mar Patag. Tras alrededor de una hora de navegación, el barco llega a la zona del glaciar Upsala. Debido a que en el agua hay una gran cantidad de hielo flotando, el crucero no puede acercarse demasiado. Pero en tanto el Upsala es el glaciar más grande de la zona el espectáculo está garantizado. Los muchos témpanos presentes en la zona les van a dar muy buenas oportunidades para fotos, gracias a su intenso azul, más cuando sale el sol.

Desde el Upsala, el recorrido se dirige hacia el glaciar Spegazzini. A diferencia del Upsala, en este caso el barco puede acercarse frente a las paredes del glaciar, que tiene más de 100 metros de altura en sus partes más elevadas -para que comparen, el Perito Moreno suele estar en los 60 metros. Aquí van a tener tiempo para hacer tomas completas del Spegazzini y su belleza, ya que el barco se ubica justo frente a él, algo que puede hacer gracias a que no hay tanto hielo en el agua.

El crucero combina los paisajes con una propuesta gourmet. Para ello, tiene un chef a bordo encargado de los platos que se sirven a lo largo del recorrido. Al ingresar tienen el desayuno con café o té, acompañados en el caso de este viaje con brownies. Alrededor de las 12 horas comienza el almuerzo, tras pasar por el glaciar Upsala. La entrada fueron mollejas de cordero con reducción de aceto balsámico y puré de calabazas -toda una sorpresa, nunca las había probado y están muy bien. Los platos siguientes: mini empanadas de carne acompañadas de salsa criolla; salmón en tres versiones -paté, gravlax y grillado- acompañados con ensalada; y el cierre, luego de una pausa para apreciar el glaciar Spegazzini antes de las 13 horas, fue cazuela de cordero. El postre era natilla de dulce de leche con brownie, crema de frutos rojos y nuez.

Luego del almuerzo el barco atraca en Puesto Las Vacas, una zona del parque nacional que en un momento tuvo pobladores que tenían su propio ganado. Abandonado hacia la década del ´50, las vacas y caballos se adaptaron a la zona. Hoy se estima que hay unas cuatro mil cabezas de ganado salvaje, que provocan problemas varios en el parque nacional con la flora autóctona. Van a encontrar un vieja casa, hoy cerrada y sin habitar, frente al lago. El paisaje es muy particular, con muchos árboles secos, producto de que los habitantes que se encontraban allí en la primera mitad del siglo XX solían incendiar el bosque para tener terreno para la agricultura y ganadería. Desde Puesto Las Vacas el barco se dirige ya hacia Punta La Bandera, para llegar allí alrededor de las 18 horas.

A continuación, un resumen en video del recorrido:

Tienen más datos sobre el recorrido del Crucero Leal en la página de la empresa, junto con datos como horarios de salida y tarifas. Agradecemos la invitación de Mar Patag para realizar la nevegación.

Anuncios