Será un lugar común, pero los viajes también son un momento para terminar de cerrar cuestiones que uno abrió a fuerza de libros, películas y otros productos mediáticos. Entonces, era ir a Londres y comer fish and chips como buenos turistas. Claro, hay muchas, muchísimas alternativas en Londres para ir por ese plato. Entonces, la solución fue relativamente simple: chequeamos TripAdvisor, y elegimos que se encontrara en una zona de la ciudad que no teníamos planes de visitar. Fue Fulham la zona, finalmente, y el lugar, Baileys.

Baileys

Baileys

El local es muy pequeño. No hay mesas. Sólo una barra que se extiende por la pared y la ventana. La mayor parte de la gente pasa por allí para comprar y llevar. Tuvimos suerte: llegamos bastante tarde, cerca de las tres de la tarde, y ya había poca gente. El lugar está abierto desde el mediodía hasta las 22:30 horas en la semana y domingos, y hasta las 23 horas viernes y sábados. Suponemos que a la hora tradicional del almuerzo debe estar completo y con espera. Mejor llegar a primera hora, entonces, o más bien tarde.

El lugar tiene un menú de fish and chips con bacalao apanado más las papas fritas por 5,95 libras la porción grande entre las 12 y las 5 de la tarde, sólo los días de semana. Las porciones más chicas cuestan 5,25 libras. Es bastante para uno, pero no tanto como para compartir. Pueden optar por otros pescados, como haddock (al parecer en español se lo llama “eglefino”) o raya. Los platos vienen acompañados de una serie de aderezos, y pueden ordenar alguno más extra por 0,30 libras. El guacamole, por ejemplo, es bastante extraño, con muy poca palta, y no lo recomendaríamos. A nosotros el pescado frito nos gusta simplemente con ketchup, así que no fue tanto problema. El bacalao estaba muy rico, pero como no era tanto aparte pedimos un Salmon and Dill Fishcake (2,70 libras) que no nos gustó demasiado. Pero eso se debe a un tema muy subjetivo: el salmón nos gusta no demasiado cocido, y el resto del mundo parece ir para otro lado. Pero recomendaríamos más bien probar otro fish and chips con otra variedad de pescado.

Ya que estamos: nos sorprendió Fulham, un barrio muy bonito y de casas del siglo XIX que vale la pena recorrer. Debajo, algunas fotos.

Si quieren ver más, chequeen la página de Baileys, donde está el menú completo. Debajo encuentra la ubicación en Google Maps.

Anuncios