Amsterdam 3: gastronomía tradicional y algo de dulces

Uno de los objetivos de la visita a Amsterdam fue dedicar algo de tiempo y recursos a probar algo de la gastronomía tradicional holandesa, algo que en la primera visita no habíamos aprovechado demasiado. Para ello, elegimos dos restaurantes para visitar, más un lugar donde probar los poffertjes, unos tradicionales panqueques (o especie de panqueques) populares para el desayuno.

La primera opción fue Moeders, un restaurante especializado en platos tradicionales de la cocina holandesa, y que no estaba lejos del lugar donde nos alojábamos en ese momento. Pedimos Stamppot, un plato que consiste en un puré de papas mezclado con vegetales, salsa, albóndiga, tocino y una salchicha. Muy sabroso, apto para días fríos. Y si bien fuimos al filo del comienzo del verano, no hizo demasiado calor en Amsterdam. De hecho, la temperatura estuvo siempre entre 12 a 20 grados.

Stamppot
Stamppot

El segundo plato fue la “pesca del día”, que en este caso fue salmón rosado acompañado por vegetales. Particularmente me gustó más el Stamppot. Tdo fue acompañado por cerveza marca Vedette, muy liviana, de barril. Apta para verano, me hizo recordar a variedades como la Amstel Bright que se vende en el Caribe Holandés -en mi caso pude probarla en Aruba. De hecho, la traen con su correspondiente rodaja de limón.

Salmón rosado con vegetales
Salmón rosado con vegetales

Nos quedamos con las ganas de probar el Rijstaffel -un plato de origen en la cocina de Indonesia, pero que es muy usual en Holanda-, pero era para dos personas, y ya teníamos en mente ir por el Stamppot. Precios: 15 euros el Stamppot y 19 euros la pesca del día. Olvidé anotar la cerveza pero fue alrededor de 4 euros cada una. Debajo algunas imágenes del lugar. Se llega en el tranvía 17, y no está muy lejos del museo de Ana Frank, que convoca muchos turistas. Hay quienes no han tenido muy buena experiencia con las empleadas que atienden el lugar, pero en nuestro caso no hubo mayores problemas.

La segunda opción fue The Pantry, que también se especializa en comida tradicional holandesa. Aquí optamos por el menú 3, que tiene una entrada de salames y embutidos, acompañados por una mostaza muy fuerte -y que también es muy usual en Bélgica. A eso le sigue un estofado de carne y cebolla, acompañado por repollo y puré de papas.

Estofado
Estofado

Hay postre de tarta de chocolate. Lo acompañamos con la sopa de cerveza, que es más que recomendable si hace frío. El lugar es muy lindo y el mozo -al menos el que estaba cuando fuimos- habla más que aceptablemente el español. El menú cuesta 23,80 euros. Hay buena variedad de cervezas, aunque embotelladas.

Llegamos al espacio del dulce, con el objetivo de probar los poffertjes, unos pequeños panqueques muy tradicionales en Holanda. Fuimos a The Pancake Bakery, que resultó ser bastante popular entre los turistas. A pocas cuadras del museo de Ana Frank, el lugar además se especializa en crepes saladas, que son de un tamaño bastante impresionante. Además de los poffertjes pedimos una crepe de queso, tocino y hongos. Muy rica, pero mejor que tengan hambre desde temprano. Aclaración: al igual que en Argentina, en Holanda llaman “panqueques” a las crepes. Si van entre viernes a domingo, mejor llegar antes de las 10 de la mañana o van a tener que esperar un rato. No hay Wifi. Los platos van desde los 9 a los 14 euros, depende el panqueque que seleccionen.

Poffertjes, The Pancake Bakery
Poffertjes, The Pancake Bakery
Suscribete al newsletter de Blog de Viajes
No te pierdas el contenido nuevo del blog
Written by:

5 comentarios

  1. Claiton
    Julio 21
    Reply

    He estado dos veces en Amsterdam y nunca he comido comida de allá ahora me gustaría probar unos platos típicos.

    • Julio 21
      Reply

      Tampoco me pasó en la primera visita, por eso hicimos un poco de investigación previa, y nos quedamos con estos dos restaurantes. Hay más opciones, pero el presupuesto no alcanza para todo.

  2. Julio 21
    Reply

    Estoy volviendo del trabajo y me dio hambre, me tentó mas el plato de salchicha c puré y vegetales, me parece más local; que son los cuadritos del resto moeders; que retratan?

    • Julio 21
      Reply

      Son fotos de familia, bastante cotidianas. Es como si fuera un restaurante familiar de pueblo (o al menos eso intentan). A mi me gustó mucho el stamppot, por si no quedó claro :)

  3. Julio 21
    Reply

    ¡Qué buena pinta tiene todo! Y eso que la gastronomía holandesa no consiguió enamorarnos cuando estuvimos en Holanda… ;)

    Saludos! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *