“¿Tienen los cinturones de seguridad bien abrochados?”. Parecía una simple pregunta de rutina, pero algunos minutos después entenderíamos la razón por la que el conductor de nuestro jeep lo preguntaba. El recorrido de 3 horas que seguiría rumbo a Bushiribana, el Parque Nacional Ararok y las Piscinas Naturales nos llevaría por las zonas más áridas y menos habitadas de Aruba, por lugares que a duras penas podemos llamar caminos. Y donde saltaríamos constantemente del asiento. Sin el cinturón de seguridad hubiéramos terminado en el suelo en pocos minutos.

Fue una forma bastante particular de presentación de Aruba. En lugar de comenzar por sus playas, el atractivo más famoso de la isla, hicimos un recorrido por sus zonas menos transitadas. El tour es prestado por la empresa ABC Tours, y el que tomamos fue una versión abreviada del North Coast Tour, debido a que las condiciones del viento y la marea hacían complicado visitar algunas zonas. Ese recorrido cuesta 75 dólares y dura 4 horas.

Lo primero que van a saber, al hacer este recorrido, es que Aruba es una isla realmente árida, con pocas lluvias y paisaje poblado de cactus. La superficie es accidentada, a tono con una isla de formación volcánica, pero con pocas zonas elevadas. De hecho, el cerro más alto supera en no mucho los 500 metros.

El recorrido comenzó en Bushiribana y la playa de Andicuri. El punto más interesante en esta parte son las ruinas de la planta de procesamiento de oro, construida en las primeras décadas del siglo XIX. Sólo quedan algunas paredes y ventanas en pie, y son un excelente espacio para tomar fotos.

Bushiribana

Bushiribana

Frente a las ruinas de la planta de procesamiento de oro se encuentra la playa, en una zona con poca arena, muchas rocas y olas bien altas. Es la parte de la isla más expuesta a los vientos, y poco visitada para las actividades de playa, que se hacen del otro lado de la isla. Allí encontrarán una gran cantidad de piedras apiladas por los turistas. Aunque originalmente los nativos lo hacían para señalar buenos puntos de pesca, hoy los visitantes a Aruba han adoptado la costumbre.

La costa y el viento

La costa y el viento

Desde allí el recorrido se traslada hacia la zona de los puentes naturales (la foto abre la entrada). Hoy sólo queda en pie el más pequeño. El de mayor tamaño se derrumbó años atrás. Cerca de allí se encuentra la pequeña playa de Andicuri. Con un oleaje bastante importante, es un buen lugar para surf, pero no tanto para bañarse. El agua, además, está más fría que en otros lugares de Aruba.

De playa Andicuri nos dirigimos hacia el Parque Nacional Ararok, a ver las Piscinas Naturales. Pero el fuerte viento, que nos acompañó los 4 días, y la marea alta hizo imposible verlas, ya que se encontraban cubiertas de agua. Por lo que pude ver luego en las fotos de los que tuvieron la suerte de verlas sin tanta marea, se trata de un lugar realmente muy interesante.

Piscinas Naturales

Piscinas Naturales

Antes de regresar, pasamos por una segunda zona de puentes naturales, más pequeños que el primero que visitamos, pero que es un buen lugar para tomar fotos con el mar de fondo.

El tour en jeep por la costa norte de la isla es una buena oportunidad de conocer mejor Aruba, sus paisajes más áridos y menos explorados. Las playas, cercanas a los hoteles, siempre van a estar a mano. Pero a las zonas de este recorrido sólo se llega en jeep, y no van a poder usar su auto. El paso es un poco apurado en algunos puntos, pero en líneas generales van a tener tiempo para hacer sus fotos. Y si los acompaña el tiempo, de ver las piscinas naturales, uno de los puntos más lindos del recorrido.

El interior de la isla

El interior de la isla

Mañana seguimos con la parte de gastronomía y hotelería, que hay bastante para contar.

Anuncios