Screenshorts vs blogging, o peras vs manzanas

Leía hoy una nota (ver enlace al final) sobre la tendencia al uso de capturas de pantalla con textos escritos en el celular en las redes sociales como Twitter e Instagram, algo que se conoce como screenshorts. Como, por ejemplo, la publicación que aparece debajo, hecha por la cantante Pink:

Screenshorts
Screenshorts

Como Twitter tiene un límite de 140 caracteres, los screenshorts permiten publicar textos más largos, algo que le interesa mucho sobre todo a las celebrities, que pueden difundir comunicados o comentarios extensos a su enorme base de fans. Pero asumir a partir de que a partir de publicar imágenes con textos se elimina la necesidad de blogs es como comparar peras con manzanas.

La primera ventaja de los screenshorts sería, justamente, el hecho de que son imágenes. Y éstas hoy tienen mucha más visibilidad en redes como Twitter. Cualquiera que mire los Analytics de Twitter puede ver una publicación con imágenes tiene mucho mejor engagement que una con texto. Pero una imagen tiene un impacto importante en el corto plazo y sobre todo en cuentas con muchos seguidores, pero se pierde en el largo plazo. La razón obvia es que el texto es mucho mejor indexado por Google en su buscador, mientras las imágenes no son tan simples de buscar. Claro que si reducimos el tema a “celebrities que dan a conocer comunicados” es más que probable que lo importante sea el efecto a corto plazo, y no tanto como lo indexen los buscadores. Pero eso es desconocer que, justamente, uno de los mejores atributos de los blogs es construir contenidos a largo plazo, que puedan consultarse mucho después, sin quedar limitados al realtime. Algo que los screenshorts no hacen.

Lo segundo es que los screenshorts funcionan en particular para quienes tienen una base de fans muy extensa en redes sociales, pero escasa inserción en el terreno de los blogs, ya sea por falta de trabajo en ese campo o por limitaciones técnicas. Las celebrities nuevamente encajan bien en ese perfil. No necesitan a los buscadores para que la gente llegue a su contenido. No parece el caso del común de los usuarios.

Tercero, y final, está el tema de la “simplicidad” de la publicación de screenshorts; simplemente se captura la pantalla, se la adjunta como imagen a Twitter o Instagram, y listo. Es, desde ya, una cantidad bastante menor de pasos que, por ejemplo, publicar un blog en WordPress, pero en comparación con plataformas como Tumblr, donde se publica de manera extremadamente senclla, no parece ser una gran diferencia para los usuarios comunes.

La nota sobre screenshorts y blogging, en The Next Web.

Suscribete al newsletter de Blog de Viajes
No te pierdas el contenido nuevo del blog
Written by:

El primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *