Interesante ejercicio de prospectiva por parte de la Federal Aviation Administration (FAA) de Estados Unidos: el mercado aéreo de ese país tiene para 20 años de crecimiento, con tasas anuales positivas del 2,5%. Y se atreven a pronosticar al menos mil millones de pasajeros transportados dentro del país para 2029 -recién hace dos años el tráfico mundial pasó los mil millones de viajeros internacionales, como para tener dimensión de la relevancia de la cifra.

El crecimiento de la cantidad de pasajeros no producirá, de todos modos, un crecimiento muy rápido de la flota de aviones, que crecerá a tasas menores. Una parte del crecimiento se va a mantener gracias a la mejora de la tasa de ocupación, que para 2035 va a llegar al 83,4% -actualmente es de 82,2%, y veinte años atrás era del 65%, por si les sorprende que ahora sea bastante más difícil viajar en stand by. Desde ya, una gran parte de esa mejora es por la adopción masiva de sistemas de precios dinámicos, que tienden a regular los valores de los tickets de acuerdo a la demanda. En todo caso, esperemos que no aumenten capacidad por reducir el espacio entre asientos, porque a este ritmo pronto habrá que viajar parado.

De acuerdo a la FAA, el crecimiento se producirá más allá de que se prevé que el valor del barril de petróleo volverá a superar, en sus previsiones, el precio de 100 dólares más allá de 2021 -en estos momentos está a un valor inusualmente bajo, de alrededor de 45 dólares. A pesar del descenso del precio del combustible, por ahora no se dio un mayor traslado hacia los precios de los tickets. La razón es que la demanda internacional sigue siendo muy fuerte, como prueba el crecimiento anual de los viajes internacionales. Las aerolíneas prefieren, antes que entrar en una guerra de precios, recomponer sus finanzas y distribuir dividendos entre los accionistas.

El gran problema luego de 2035 tiene que ver con el equilibrio entre precio, demanda y existencias de petróleo, ya que para ese momento las reservas existentes habrán menguado en muchos yacimientos importantes. Claro que si el precio del barril de petróleo queda por arriba de los 100 dólares, la explotación de las reservas no convencionales tendrán viabilidad económica -algo que no sucede con el precio actual de 45 dólares.

Más sobre el tema en Los Angeles Times.

Anuncios