Con 1138 millones de arribos de turistas internacionales durante 2014, el turismo global vuelve a batir récords, y muestra una tendencia al crecimiento muy resistente a los problemas económicos de varias regiones del mundo. El crecimiento con respecto a 2013 fue del 4,7%, en línea con lo previsto por la Organización Mundial del Turismo (OMT), y por encima del crecimiento de la economía global.

El panorama completo no trae demasiadas sorpresas, pero hay tendencias para destacar. Primero, con un crecimiento del 7% durante el año, el continente americano lideró los números. Segundo, con el 4%, Europa mostró su mejor desempeño en bastante tiempo, algo que podría de todos modos mejorar durante 2015, si es que el euro sigue perdiendo valor frente al dólar. Tres, África, a pesar de necesitar desarrollar más el turismo internacional, apenas creció un 2%, por debajo de la media internacional. Cuatro, algunos mercados emisores que venían creciendo con fuerza, como Rusia, cayeron varios puntos. Cinco, China mantiene su posición como mayor mercado emisor del mundo, pero con un crecimiento menor al de años anteriores.

Si tomamos América del Sur como conjunto, la subregión llegó a 29 millones de turistas, con un crecimiento anual del 5,7%, por encima de la media mundial. No pude encontrar los datos desagregados por países, algo que seguramente se conocerá en algunas semanas, porque faltan procesar los números del último trimestre. En el caso de Argentina, un comunicado del Ministerio de Turismo señala que de enero a octubre el país creció un 14,6% con respecto a 2013, una cifra que lo ubica entre las naciones con mejores cifras.

Para 2015 las expectativas de la OMT es que el crecimiento del turismo mundial estará nuevamente alrededor del 4%. Más información sobre el tema en el sitio de la Organización Mundial del Turismo.

Anuncios