A partir de una vieja entrada en este blog (“Turismo, Internet y expertos, un repaso de ideas“, publicada en agosto de 2010), me interesa hacer una reelaboración de algunas ideas, más de 4 años después, para ver como han cambiado las relaciones entre blogs, contenidos y marketing.

1) Los bloggers no somos expertos: comenzamos a escribir justamente porque no teníamos lugar en el mercado tradicional de publicaciones sobre viajes. Con el tiempo hemos profesionalizado de manera evidente mucho de nuestro trabajo, pero no necesariamente nos limitamos a los contenidos. Muchos hemos trabajo en marketing o en diversas iniciativas ligadas a la tecnología y la producción académica. Así que nos desempeñamos en varios campos diferentes, no sólo los contenidos periodísticos, lo que implica un cambio interesante con respecto a campos como el periodístico.

2) El contenido más interesante sobre viajes en Internet está siendo creado en muchas plataformas, de manera colaborativa a partir de la participación de una gran cantidad de usuarios. El tema no se limita, entonces,a medios de comunicación, bloggers y otros creadores de contenidos. Mucha de la información que circula en la Red está creada por “no expertos”, pero aún así es muy valiosa.

3) Que en los últimos dos años se han consolidado una serie de nuevos intermediarios, y en donde hoy circula mucho contenido sobre viajes. Desde redes sociales como Facebook hasta servicios de información como Twitter. Una de las claves en este punto es que cada vez es más fácil de medir el engagement con los usuarios. Pero una de las consencuencias de esta tendencia será la generalización del pago por visibilidad; si queremos que nos vean más en las redes sociales, tendremos la opción de pagar por esta posibilidad. Claro, el problema se da cuando no tenemos el presupuesto para ello.

4) Los usuarios cada vez consumen más contenido en dispositivos móviles y bajo la forma de videos. Plataformas como Facebook están invirtiendo muchos recursos en mejorar su experiencia en dispositivos móviles y en facilitar la publicación de videos. Y en los próximos años asistiremos a una generalización de esta relevancia de lo móvil y del video en el mercado de viajes. Y no hablamos sólo del consumo; también nos referimos a la producción de contenidos.

5) Algunas tendencias que hace un par de años veíamos como interesantes, como la geolocalización y el realtime, no han logrado un suceso demasiado perdurable en el mercado de viajes. No, al menos, de otras formas de producción de contenidos ligadas con los dispositivos móviles y los videos. Twitter tuvo mucho menos éxito del que podíamos esperar en el mercado de viajes, aunque hay que reconocer que a Instagram le está yendo bastante mejor.

6) Para quienes producimos contenidos en blogs, una serie de ideas siguen teniendo su vigencia. El blog puede ser tanto un concentrador de iniciativas, gracias a su capacidad para organizar contenidos elaborados, como un portfolio que presenta nuestro trabajo al resto del mundo. Nuestras publicaciones en otras plataformas seguramente pueden conseguir más visitas a nuestro blog, pero no hay que perder de vista que tienen como principal objetivo el ayudar a construir nuestra reputación como profesionales del mercado de viajes.

Anuncios