Para quienes vivimos en países donde mucha gente quiere traer cosas del exterior, es bastante sabido que el peso permitido en las valijas que podemos llevar en el avión nunca alcanza. Y que muchas veces hay que calcular y recalcular muy bien que irá en cada equipaje para no pasarse del peso pero tampoco para desperdiciarlo. Pero quienes viajan de manera frecuente muchas veces no usan la franquicia permitida de peso en sus valijas, y hasta prefieren utilizar un simple carry on para salir rápido del aeropuerto.

¿A que viene todo esto? A que a tono con la tendencia de las empresas de economía colaborativa, una empresa estadounidense, de nombre Carry, propone poner en contacto a viajeros y clientes para alquilar el espacio no usado en nuestro equipaje. Básicamente, hay dos tipos de participantes. Por un lado, los que proponen llevar un determinado producto en una ruta específica -desde ya, el vuelo que pronto van a realizar. Así, por ejemplo, alguien especifica que puede llevar un lector de libros electrónicos Kindle Voyage por 20 dólares. O un televisor por 80 dólares. Obviamente, ese es sólo el costo de llevarlo, antes el interesado en recibir el producto deberá comprarlo por Internet. Por otro, están los que quieren comprar una determinada mercancía, y que ofertan para que alguien los lleve a determinado país.

A tono con la tendencia de las empresas de economía colaborativa, la empresa Carry propone poner en contacto a viajeros y clientes para alquilar el espacio no usado en nuestro equipaje.

Por supuesto que lo que hace Carry ya se viene haciendo, por canales un poco más informales, en sitios de subastas. En Argentina, por ejemplo, es bastante común ver que se venden MacBooks nuevas, sin caja, y que han sido traídas desde Estados Unidos. La idea en este caso, sin embargo, apunta a poner en contacto a dos usuarios, en una plataforma donde cada uno de ellos tiene un perfil donde se puede ver su historial anterior y cuán confiable es según otras personas.

Carry además se ocupa de hacer la transacción, y de liberar el dinero una vez que el usuario que pidió el producto lo reciba. Los pagos se hacen vía Paypal, aunque desde ya hay que restar la comisión de la plataforma. En la parte de consultas frecuentes, se aclaran algunas cosas obvias, pero importantes. Como que hay que hacerse cargo de pagar las tasas correspondientes al país donde ingresa la mercadería; que no hay que llevar paquetes sin inspeccionarlos previamente; que se debe informar inmediatamente si el producto sufre daños o hay demoras en el vuelo; etc. Es que llevar objetos o pertenencias de otros es un tema bastante delicado, y pueden terminar con problemas legales si no tienen suficiente cuidado.

Por cierto, en Argentina ya encontré que hay quienes están ofreciendo su gentil colaboración, y te cobran 100 dólares por el favor de traer el iPhone 6 desde Estados Unidos.

100 dólares el favor

100 dólares el favor

Por cierto, no conozco muy bien si existe algún tipo de impedimento legal para este tipo de sitios en otros países. Me refiero a que tal vez existan reglamentaciones que especifiquen que no se puede comercializar el peso libre en nuestro equipaje en el avión, o cosas por el estilo. Tal vez alguno de los lectores pueda aclarar el tema.

Anuncios