En la última década la popularidad de las series estadounidenses se incrementó de manera notable, gracias a la calidad de algunas propuestas que aparecieron en los canales de cable. No se trata de un fenómeno nuevo, clar. Como se cuenta en Hombres fuera de serie, el libro de Brett Martin que hace pocos meses apareció en español, con el éxito de Los Soprano, allá por 1999, cadenas como HBO, AMC y Fox comenzaron a apostar por historias poco convencionales, que no cerraban en un único episodio, y cuya construcción de personajes no implicara una separación estricta entre buenos y malos. La lista de series es bastante extensa: The Sopranos, Six Feet Under, The Wire, Mad Men, Breaking Bad, y pueden sumar otras series de su gusto. Pero a la hora de hablar de la relevancia de estas series en cuanto a lograr que ciertas ciudades o regiones lleguen turistas, el número se reduce bastante.El último caso es el de Game Of Thrones, la serie de HBO, que se filma en escenarios ubicados en la zona norte de Irlanda. Como un ejemplo interesante de la planificación de campañas que involucran marketing, contenidos y presupuesto publicitario, la agencia de turismo irlandesa gastó 200 mil libras en una campaña que apuntó sobre todo a Europa, como una forma de atraer a fans de la serie a conocer los escenarios reales. En las 11 semanas que lleva la campaña, bajo el nombre “Game of Thrones Territory”, ya recibió más de 100 millones de visitas (nadie habló de usuarios únicos por estos lados). De acuerdo a la agencia que llevó adealnte el proyecto, de hacer sido una campaña publitaria tradicional, generar esos números hubiera requerido una inversión de cerca de 9 millones de libras (pero los métodos de cálculo de ese tipo de costos probables en base a la tarifa de publicidad de los medios siempre me pareció más humo que dato preciso). Más datos en The Daily Telegraph (en inglés).

En agosto del año pasado hablamos de como se habían organizado tours desde Albuquerque, con el fin de visitar los escenarios habituales en donde transcurría la acción en Breaking Bad. De la mano de una serie de temas impositivos -el estado de New Mexico hace tiempo impulsa una serie de desgravaciones para filmes y series que se realicen allí- los buses con turistas, en particular desde Los Angeles, comenzaron a llegar. Ahora que la serie ya terminó, más de uno pensará que el interés por la zona volverá a decrecer pronto, pero a veces no es el caso.

Últimas entradas en el blog


Winter is coming

Sobre series y turismo: de Breaking Bad a Game of Thrones

diciembre 9


Il Ponte degli Scalzi, Venecia, Italia

Internet y los city tours: comercialización y guías de turismo

diciembre 8


El peor año de la oliva

El peor año de la oliva

diciembre 7


Disney

Los 10 lugares con más fotos en Instagram en 2014

diciembre 5

Game of Thrones Territory, una campaña sobre turismoGame of Thrones Territory, una campaña sobre turismo

Por ejemplo, en Baltimore aún hay tours para recorrer sus calles de acuerdo a distintas situaciones ocurridas en The Wire, una de las series más clásicas de HBO, y que en estos días se reestrena en versión HD. Y los casos se suman: The Walking Dead lleva visitantes hasta Senoia, en Geogia. Scranton, en Pennsylvania, es el lugar que quieren recorrer los fans de la versión estadounidense de The Office.

Y mejor no entremos al terreno de las películas, ya que algunas de ellas han creado toda una industria alrededor de los lugares donde fueron filmados. O donde supuestamente fueron filmadas. Un caso reciente es Forks, la ciudad donde sucede la trama del éxito literario y cinematográfico de Crepúsculo. Lo interesante es que las películas no fueron filmadas allí, así que con buena voluntad lograrán reconstruir el ambiente, pero difícilmente los paisajes y la arquitectura.

Anuncios