En junio de este año, publicaba en este blog:

“Facebook lleva ya dos años con una política de implementar una serie de algoritmos que, en teoría, muestran a los usuarios las entradas que realmente le interesan. Pero en la práctica eso se ha traducido en que las publicaciones de las páginas cada vez se leen menos, algo que se puede solucionar si se compra publicidad. Para Facebook es la hora de monetizar el tráfico”.

Ayer, Facebook comunicó que a partir de enero, las publicaciones que se consideraran como “demasiado promocionales” se mostrarían aún menos en los muros de los usuarios. Justamente, son esos mismos usuarios los que ayudan al hacer esa clasificación, en tanto pueden marcar una publicación para no verla y además justificar esa decisión. Si tenemos en cuenta que el alcance orgánico de las publicaciones en las páginas de Facebook ya estaba en porcentajes que van del 1,5 al 3%, no hay que ser muy perspicaz que para muchos de los que publican en Facebook el camino los lleva directo al cero.

Frente a ello, hay una salida táctica, y que es la de buscar que nuestras publicaciones se construyan de la manera menos asoiable a la promoción, y más cercana al lenguaje de los usuarios. Lo que no quita algo bastante obvio: el alcance de las páginas que podemos usar para, por ejemplo, promocionar el contenido de nuestro blog ya tiene un alcance muy bajo. Y es parte de un aprendizaje, que no se limita a Facebook: los usuarios de las redes sociales no son tus usuarios, son simplemente usuarios de esas redes sociales. Un cambio de reglas disminuye sensiblemente tu visibilidad. ¿Apostaste a Facebook como espacio para difundir tu contenido y ahora sólo te hacen me gusta tus amigos más cercanos, a pesar de que cuentas con miles de seguidores? Hora de cambiar de estrategia, porque no parece que en el futuro cercano las grandes empresas de Internet, como Facebook, le vayan a hacer la vida más fácil a los editores independientes. Salvo aquellos que tengan presupuesto para comprar publicidad, claro. Publicar es gratis, pero que alguien te lea tiene otro costo.

Por cierto, en el tercer trimestre de este año, Facebook incrementó en un 64% los ingresos de publicidad, y facturó casi 3 mil millones de dólares. Los precios de la publicidad en esta red social se incrementaron en un 274% en el último año, gracias a la demanda sostenida por parte de los anunciantes.

No me gusta

No me gusta

Anuncios