La herramienta blog, como plataforma de publicación, ha demostrado largamente la posibilidad de alcanzar una interesante masividad. Ejemplos como The Huffington Post, Buzzfeed y otros son citas obvias. Plataformas como Tumblr han dejado en claro que se pueden alcanzar resultados muy buenos impulsados por la comunidad y su viralidad. Pero estos ejemplos vienen de mercados más bien centrados en lo generalista o espacios específicos como la política. En el mercado de viajes no hay nada parecido.

Hay muchas razones para pensar porqué el mercado de blogs sobre viajes no dio lugar a ningún ejemplo similar.

1) Una buena parte de los blogs sobre viajes que surgieron desde 2003 para acá lo hicieron como una reacción frente a la agenda de los medios tradicionales y sus secciones de viajes. Que cubrían casi en su totalidad destinos por invitación. Una buena parte de los viajeros no se sentía representado por viajes de ese costo, o por esa agenda centrada en destinos únicamente. Algunos querían hablar sobre viajes independientes. Otros sobre tendencias. O acerca de aspectos específicos útiles para los viajeros de negocios, por ejemplo. Así que lo natural es que los blogs se concentraran en nichos específicos de mercado, y de entrada renunciaran a buscar un público masivo.

2) Como en otros mercados, los blogs de viajes permanecieron asociados al nombre de su autor. Y si bien algunos alcanzaron un buen número de lectores, lo cierto es que muchos alcanzaron un techo debido a las crecientes dificultades por difundir contenidos independientes -los problemas para posicionarse en Google, Facebook y sus algoritmos, etc.

3) Desde los blogs no surgieron muchas propuestas asociativas. En un mercado marcado por el individualismo es muy complicado construir propuestas colectivas. Argentina Travel Bloggers muestra dede hace un año que se puede construir un valioso espacio de intercambio entre bloggers, con el foco en hacer crecer la audiencia antes de repartir lo que ya existente. Pero aún hay mucho por hacer en este mercado.

4) A diferencia de otros segmentos, como el de moda, a los medios masivos con secciones sobre viajes les interesó bastante poco explorar qué posibilidades de innovar tenían al explorar el formato blog o más trabajos conjuntos con bloggers. Seguramente lo analizado en el punto 1 tiene mucho que ver, no todo pasa por los medios. Pero tras una década de blogs sobre viajes y turismo hay algunas oposiciones que ya no tienen el mismo sentido o valor que años atrás. Los bloggers, además, hoy también son parte relevante del mercado de contenidos en viajes, y su presencia es cada vez más habitual en eventos y viajes por invitación. No es la misma situación que en 2003. Ya no hay que demostrar relevancia en cada paso que damos.

Rosario bajo la lluvia

La foto que abre la entrada la tomé en Rosario, otra vez en día de lluvia, que me acompaña bastante seguido en las visitas a esa ciudad.

Anuncios