Instagram incorporó la posibilidad de publicar videos más de un año atrás, como una manera de ampliar la relevancia de su enorme comunidad de usuarios. Con la posibilidad de publicar 15 segundos de video, Instagram sumaba una potencial herramienta para tener avisos publicitarios, y de paso buscar limitar el crecimiento de Vine, la comunidad de videos de 6 segundos de Twitter. Y en una primera instancia lo logró, ya que Vine perdió bastante de su presencia durante el resto de 2013.

Pero ya desde hace meses esa estrategia perdió fuerza. No hay tantos videos en Instagram -y además tienen en promedio menos “me gusta” que las fotos- y Vine volvió a crecer con fuerza. Uno de los puntos clave: mientras Vine sumó más posibilidades de edición, Instagram se mantuvo dependiente de otras aplicaciones. El lanzamiento de Hyperlapse puede ser la primera de las acciones destinadas a buscar la posibilidad de que los usuarios de Instagram suban más videos.

La idea de Hyperlapse es simple: podemos filmar un video y acelerar su velocidad, de tal manera de incluir más contenido en menos segundos. De acuerdo a la velocidad elegida -por ejemplo, 6x- Hyperlapse nos muestra cuantos segundos reales tendrá el video. Debajo, un ejemplo que armé hace unas horas:

Hyperlapse puede ser una buena herramienta para video en viajes, ya que permite comprimir en pocos segundos recorridos que en velocidad normal tomaría más tiempo. Su uso es muy simple: la abrimos, hacemos tap en el botón para grabar, y listo. Al final está la opción de compartir en Instagram y Facebook. En el caso de hacerlo en la primera de las redes, el video va a ser recortado al tamaño 1×1 usual de Instagram. Hyperlapse no tiene ninguna herramienta de edición extra o filtros; todo eso hay que hacerlo en otra aplicación, como Instagram.

Debajo, el video de promoción que Instagram dio a conocer con la salida de Hyperlapse.

Por ahora Hyperlapse está sólo para iOS, pero seguramente pronto aparecerá para Android.

hyperlapse

Anuncios