La reinvención de Foursquare en un servicio basado en recomendaciones creadas por los usuarios no era algo que motivara muchas expectativas entre los usuarios. Separar los checkins hacia otra aplicación, Swarm, motivó muchas quejas, que además se potenciaron por el simple hecho de que Swarm funciona realmente mal. Pero algunos días después del lanzamiento, hay que reconocer que algunas de las decisiones de los desarrolladores de Foursquare no estaban tan erradas. Si bastan para salvar a una aplicación en problemas y largo tiempo estancada en su número de usuarios ya es otro tema.

Las recomendaciones ya eran un elemento que estaba presente en Foursquare. Pero en esta actualización, pasaron a ser el objetivo central, y para ello había que estimular la participación de los usuarios. Por un lado, ahora las recomendaciones que dejamos no sólo tienen un número de likes; también podemos ver cuánta gente las leyó. Incluso ahora hay avisos sobre cuanta gente vio tus recomendaciones en la última semana. Por otro, todos aquellos que nos quisieron sumar a Foursquare en el pasado y no autorizamos pasaron a ser seguidores -o sea contactos no recíprocos al estilo de Twitter. Esto se debe a que ahora las recomendaciones ya no son tan delicadas en relación al tema seguridad en tanto no tiene porqué estar ligadas al lugar donde nos encontramos en ese momento -eso si sucede en Swarm y su énfasis en lo social, como ya contamos en una entrada anterior.

Foursquare se transforma así en una red social basada en recomendaciones, y que sale a competir en el mismo terreno de Yelp. Los primeros usos de la nueva versión de Foursquare son interesantes, gracias a que la información aparece bien organizada y mejor seleccionada en las versiones anteriores. En particular es mucho más rápido encontrar las referencias al lugar donde nos encontramos -la pestaña “aquí”. Aún no pude probar como funciona en viajes, pero eso lo haré en algunas semanas.

4sqr

A Foursquare le faltan varias cosas para terminar de mejorar su rediseño. Por un lado, si quieren centrar el tema en impulsar las recomendaciones hechas en particular por los power users, entonces van a tener que ofrecer mejores métricas -el ejemplo de Twitter y sus analytics es un buen ejemplo. Segundo, ahora sí necesitan crear una buena herramienta para listas, que nunca fueron bien desarrolladas en versiones anteriores de la aplicación, y que ahora abrirían un buen espacio para seleccionar contenidos -ya saben, “curación”. Tres, y aunque entiendo que apuntan a los power users con el tema de las categorías, no entiendo muy bien que significa que estoy en el segmento de “maestría”.

Si a Foursquare la estrategia le resulta exitosa, lograrán construir una comunidad muy activa a la hora de las recomendaciones, y que atraerá a otros usuarios sólo interesados en buscar datos -pero difícilmente participen. Pero tener que hacer checkin en una aplicación como Swarm, que funciona muy mal, como condición para luego dejar recomendaciones en Foursquare francamente no parece la mejor solución. Lo ideal sería poder hacer todo dentro de Foursquare, sin molestar tanto al usuario.

Anuncios