La mayor parte de los turistas que llegan a Granada lo hacen para recorrer el monumento histórico más visitado de España: la Alhambra. Como en el caso de Barcelona, antes de comenzar a planificar su visita tienen que tomar en cuenta que deben comprar las entradas por Internet con la mayor anticipación posible. Por Internet el costo es 15.40 euros, y en las taquillas del lugar es 14 euros. En temporada alta (y no tan alta) los tickets disponibles pueden estar agotados con un mes (o más) de anticipación, en particular por la mañana y las primeras horas de la tarde. Como en este caso no fui tan previsor, originalmente no pude conseguir tickets por Internet, así que con María Victoria Rodríguez de todas maneras viajamos para Granada. Allí encontramos que había entrada disponibles para ingresar a los jardines y los Palacios Nazaríes luego de las 14 horas (pero ya no a la mañana). Los turnos de entrada permiten el ingreso de grupos cada media hora. Por lo tanto, es posible encontrar una forma de entrar si llegan a la Alhambra sin ticket, pero lo recomendable es llegar a la mañana temprano a Granada. Y durante la mañana pueden aprovechar para recorrer el centro de la ciudad y sus iglesias y monumentos históricos.

Alhambra

Alhambra

Tanto la Catedral como la Capilla Real son de visita obligatoria. En el caso del segundo, en su interior se encuentran los sepulcros de Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón -los llamados “reyes católicos”-, y de Felipe el Hermoso y Juana La Loca. Los 4 sepulcros son un notable trabajo artístico, aunque por desgracia no dejan tomar fotos (ni siquiera sin flash) en el interior de la Capilla. La entrada a la Catedral y la Capilla Real cuesta 4 euros cada una, y hay descuentos para estudiantes. Cierran a las 13:30 horas y recién abren de nuevo a las 16 horas. Como están en el centro histórico de la ciudad, es muy fácil acceder a ambos lugares por transporte público.

Alhambra

Alhambra

Otra de las recomendaciones es, como siempre, dedicar tiempo para caminar por Granada, en particular la zona más alta. Allí encontrarán calles estrechas y con muchas curvas, y una buena cantidad de oportunidades para hacer fotos interesantes. Hay que tomar en cuenta el tema del sol y la temperatura. Visité la ciudad en mayo, y la temperatura llegó a los 34 grados. Así que en temporada alta -julio / agosto- hay que ir con las precauciones habituales para lugares calurosos: siempre tener agua a mano, protector solar y gorro / sombrero. Como la Alhambra se encuentra en la parte más elevada de la ciudad, desde allí podrán lograr tomas panorámicas de la ciudad. Por cierto: en días despejados van a tener mucha luz, así que lo recomendable es llevar un polarizador para la lente de la cámara, o van a tener muchas fotos donde el brillo les hará perder detalles.

Si bien para entrar a los jardines no hay problemas para conseguir entradas, al lugar que quieren ingresar todos son los Palacios Nazaríes. Previo a su visita se pueden recorrer el Generalife, en particular los amplios jardines, que dan la oportunidad de acceder a sombra y un ambiente fresco que les dé un poco de descanso del calor. El ingreso a los Palacios debe hacerse en el horario marcado en nuestro ticket, y en la puerta hay controles extra. Hay zonas, como el Patio de los Leones, que seguramente ya vieron muchas veces en fotos y documentales. Pero hay muchos detalles que van a descubrir por las suyas, como las impresionantes decoraciones de las paredes. O el uso de los colores en techos, o la distribución del espacio y la luz. Son cosas, claro, que realmente se pueden disfrutar mucho mejor con un recorrido personal y donde decidimos el tiempo que nos vamos a tomar. Efectivamente, hay mucha gente y van a tener turistas como ustedes en casi cualquier foto que quieran tomar, pero a esta altura lo mejor es asumir que son parte del paisaje.

Alhambra

Alhambra

Antes de irse del complejo, pueden pasar por el Palacio de Carlos V, una construcción más bien de estilo renacentista, con un gran patio circular -y que por su estilo de columnas me hizo recordar mucho al patio del Convento de Santa Domingo – Qoricancha de Cusco, que visité de nuevo apenas algunas semanas después de pasar por Granada. Más que recomendable dedicar tiempo a recorrer sus pasillos, aunque el contraste con el resto de las construcciones árabes es un poco difícil de olvidar.

Palacio de Carlos V

Palacio de Carlos V

Por cierto, no hay aún tren de alta velocidad para llegar hasta Granada, pero es bastante simple llegar a la ciudad en bus y en los servicios tradicionales de tren desde Madrid, por ejemplo -aunque muchos turistas lo hacen en paquetes turísticos con transporte incluido. Si bien Granada tiene aeropuerto, lo cierto es que el de Málaga tiene muchos más vuelos, en particular internacionales, así que la mayor parte de los turistas llegan por vía terrestre desde esta última ciudad. El viaje por carretera toma alrededor de una hora y media.

Debajo tienen mi galería de fotos de Granada. Cuesta hacer una selección porque hay muchísimo que fotografiar, pero hice el mejor intento :)

Anuncios