Crónicas de Gijón + Galería de Fotos

Llegué a Gijón para participar del Travel Bloggers Meeting, y sin haber hecho ni una sola búsqueda en Internet sobre la ciudad. Sorpresa pura, digamos. Así que mi primer contacto con Gijón fue salir a caminar por sus calles en las horas previas al TBM, y luego en las actividades programadas. Y el centro histórico de Gijón es una excelenta manera de arrancar, en particular si les toca conocerlo al atardecer. La primera caminata fue ingresar en Cimavilla -también conocida como Cimadevilla, aunque en esta entrada uso de manera más general el nombre oficial-, la primer zona habitada de la ciudad -hay restos de edificaciones romanas en el barrio, por ejemplo- y que en donde el terreno se eleva hasta salir a un acantilado que dar al mar. Este recorrido inicial con lo hice junto a Juan Coma, que estaba tomando imágenes para el video del TBM. Cimavilla tiene una arquitectura bien distintiva de barrio ligado con la actividad de la pesca, muy importante hasta hace algunas décadas. Las calles empinadas culminan en un parque, que aún tiene muros defensivos militares, y que desde hace no tanto tiempo quedó incorporado al paisaje de la ciudad como una oportunidad para caminar, hacer deportes, o simplemente observar la ciudad desde la parte más alta. La mayor parte de la costanera se puede recorrer sin mayor problema, y hay mucho trayecto para caminar.

Atardecer en Gijón

En la parte final del parque, se encuentra una enorme estructura de hormigón. Se trata de Elogio del Horizonte, la obra del artista Eduardo Chillida, hoy una de las postales más conocidas de la ciudad. Como debajo del monumento hay un bunker militar abandonado, al colocarnos en el centro de la estructura se percibe de manera más intensa el ruido del mar.

"Elogio del horizonte", escultura de Eduardo Chillida
“Elogio del horizonte”, escultura de Eduardo Chillida

La zona de Cimavilla tiene muchos bares, donde se vende la bebida alcohólica más popular de la zona: la sidra. Es muy interesante ver como se sirve: para que produzca burbujas, es necesario estirar el brazo y dejar caer el chorro de sidra desde la altura. Y el vaso se toma rápidamente, sin dejar reposar. El sabor es muy diferente al de la sidra comercial que se consigue en Argentina; mucho menos dulce, más agrio y más sabor a manzana. Para facilitar el proceso de servirlo, en los bares le colocan una especie de pico más delgado, que facilita el proceso de servirlo sin necesidad de tomar tanta distancia del vaso. La ciudad también tiene muchos restaurantes, y tuvimos la oportunidad de visitar varios de ellos, enfocados sobre todo en pescados y mariscos. Las porciones son abundantes, así que no se van a quedar con hambre.

Otra parte del casco histórico se extiende por fuera de la zona de Cimavilla, con edificios que hacen recordar más a la arquitectura de principios de siglo XX. Pude recorrer toda esa zona primero por las mías, y luego en un fotowalk muy intesante que hicimos con Víctor Gómez, del blog Machbel. Seguramente este último recorrido tuvo su efecto: mi memoria de la zona está ahora más concentrada en los muchos detalles que fotografiamos que en el aspecto general de las calles y peatonales.

El TBM se realizó en La Laboral, un impresionante edificio construido durante el franquismo con el fin de transformarse en una escuela de oficios para los jóvenes. Tiene 270 mil metros cuadrados, y por lo que me dijeron, es el edificio más grande de España. Es un ejemplo impactante de la arquitectura monumentalista habitualmente asociada con los regímenes fascistas. El patio tiene el tamaño que la plaza de San Marcos, en Venecia, y en uno de sus lados pueden encontrar el escudo franquista. En la zona interna, además, hay una gran cantidad de pinturas en donde se ve, por ejemplo, a jóvenes trabajadores, todos ellos muy atléticos, y al arquitecto siendo iluminado por el espíritu santo, entre otras cosas. Hay visitas guiadas, que sólo cuestan 4 euros, y que toman algo más de una hora. Los horarios los pueden consultar en la página web de La Laboral. Recomiendo subir a la torre, la vista es espectacular para apreciar el aspecto de toda la zona.

Dentro de la Laboral ahora se encuentran instalaciones de la universidad local, un teatro y un auditorio, donde se desarrolló el TBM. Se puede llegar hasta allí en el transporte público local desde el centro de la ciudad, y para ello van a pasar por la puerta del estadio del Sporting Gijón y el Jardín Botánico.

En las fotos que se encuentran debajo, pueden encontrar una vista de La Laboral desde el mirador superior, y un fragmento de las pinturas de los salones interiores.

La Laboral

Pinturas en La Laboral

Muy cerca de La Laboral se encuentra el Jardín Botánico, otro espacio de grandes proporciones. No pude apreciarlo demasiado ya que lo visitamos a última hora de la tarde y bajo una llovizna –“orvallo” “orbayu”, para los asturianos- bien persistente.

Para quienes no conozcan Gijón, debajo tienen la ubicación en el mapa de España. Al menos desde América Latina Gijón no entra dentro de los destinos más usuales, como pueden ser Madrid o Barcelona.

http://www.mapsembed.com/goertz-gutschein/

Más información sobre Gijón pueden encontrar en el sitio oficial de turismo de la ciudad.

Desde ya, me quedaron muchísimas cosas para conocer, como recorrer la zona de la ciudad frente a Cimavilla; dar una vuelta por las zonas rurales, que lucían increíblemente verdes desde la ruta; probar más cervezas artesanales locales, que se veían muy variadas; y saber algo más sobre su gastronomía, que fue demasiado variada para mi memoria, en particulas pescados, mariscos y quesos.

Para que tengan un panorama más completo de la ciudad, y en particular de su bello centro histórico, debajo tienen una galería de algunas de las fotos que tomé en las 72 horas que pasé en la ciudad. Hay más fotos para editar, así

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La estadía en Gijón tuvo como objetivo central participar del Travel Bloggers Meeting Gijón. Mi agradecimiento a quienes hicieron posible el viaje y la estadía para participar del evento: AirEuropa, Gijón Turismo, Blue Hoteles. Y desde ya a Victoria y Eddy, los organizadores y quienes gestionaron la invitación.

Suscribete al newsletter de Blog de Viajes
No te pierdas el contenido nuevo del blog
Written by:

El primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *