Cuando las autoridades estadounidenses autorizaron a las aerolíneas a permitir el uso de dispositivos electrónicos portátiles en el despegue y aterrizaje poca gente se opuso. No hay evidencias de que provoquen interferencias en las comunicaciones de los aviones, y los pasajeros suelen ver como una molestia tener que apagar los aparatos electrónicos en esas instancias del viaje. Como se trata de un tipo de regulación nacional, esta prohibición aún no se levantó en todos lados, pero se ha ido extendiendo cada vez más entre las aerolíneas.

Pero hay otro punto que no parece tan sencillo de resolver, y es la posibilidad de hacer llamadas telefónicas desde el avión a través de los celulares. A medida que la conectividad a Internet mejora en los aviones, la posibilidad de hacer comunicaciones por voz es cada vez más sencilla. Pero el problema no es técnico: es social. Una gran cantidad de pasajeros no tiene mayor intención de tener que escuchar conversaciones de terceros, mucho menos en momentos en los que quieren descansar. Hace poco contábamos que la decisión final quedaría también en manos de las aerolíneas estadounidenses, pero ahora eso no parece tan claro.

Mientras la Federal Communications Commission (FCC), el organismo que en Estados Unidos se ocupa de regular las comunicaciones, quiere dar la libertad de decisión a las aerolíneas, el Department of Transportation más bien quiere prohibirlas, y cita preocupaciones sobre la comodidad de los pasajeros. Mientras que en algunos países las comunicaciones telefónicas desde aviones están permitidas y éstas constituyen una fuente más de ingresos para las compañías aéreas, en Estados Unidos el tema parece que va para largo. Por lo general, las aerolíneas bloquean la posibilidad de hacer llamadas de voz sobre IP en los vuelos con WiFi, y de esa manera no se pueden usar aplicaciones como Skype.

Fuera de Estados Unidos, los servicios de Internet en aviones recién comenzaron a expandirse el año pasado, en particular en vuelos internacionales desde y hacia Estados Unidos, y todavía son pocas las aerolíneas que están brindando el servicio. Seguramente durante los próximos meses vamos a tener más novedades en este tema.

Más sobre el tema en Salon (en inglés)

Anuncios