Es bastante obvio que a esta altura los blogs sobre viajes y turismo no son precisamente actores nuevos en el mercado. Hay un grupo bastante importante de bloggers desarrollando sus proyectos, construyendo audiencia en sus sitios y en las redes sociales, y trabajando de manera conjunta en proyectos de asociación de bloggers, como puede ser Red ViajAR. Pero este trabajo tiene también sus desafíos a futuro, a medida que algunos aspectos de la Red, tanto en términos institucionales como comerciales, están cambiando. Parte de esos desafíos tienen que ver con adoptar estrategias que nos permiten seguir creciendo en visibilidad y a la vez defender la importancia de nuestro trabajo.

Reviso algunos de estos desafíos a corto plazo:

1) Diversificar las fuentes de tráfico. A medida que los algoritmos de posicionamiento de Google cambian cada vez más rápido, se hace imperioso comenzar a construir audiencia y sostenerla en el tiempo sin depender tanto de los buscadores. Por un lado, mejorar nuestra posición en redes sociales y de información como Facebook, Twitter o LinkedIn, por citar tres casos. Por otro, tener en cuenta la importancia de contar con una audiencia estable. El cierre de Google Reader impactó en el mercado del RSS, así que hoy los newsletters y aplicaciones para móviles son segmentos a tener en cuenta cada vez más.

2) No perder de vista a las plataformas para móviles. A medida que los lectores cada vez llegan más desde dispositivos móviles -basta revisar las estadísticas de cualquier blog- se hace cada vez más importante tener presencia en plataformas de distribución de contenidos para móviles, caso Flipboard, u obligarse a tener una buena interfaz para móviles -de hecho, me preocuparía bastante por un blog que no tiene una buena presentación para tablets y smartphones.

3) Apuntar a nuevas fuentes de ingresos. Este punto es bastante complicado. A medida que Google Adsense se hace cada vez menos relevante y genera menos ingresos para los bloggers, hay que comenzar a mirar otros mercados. Por desgracia, las alternativas no sobran en el mercado de la publicidad, y hoy más que nada lo que existen son ofrecimientos para vender enlaces al interior de las entradas -algo que a muchos bloggers no nos interesa- y que en realidad apunta al posicionamiento en los buscadores. Algunos de nosotros hace tiempo creemos que el blog es, ante todo, un portfolio para mostrar nuestro trabajo y monetizar mediante otras tareas, como producir contenidos para terceros, consultorías o cursos. Pero, como siempre, es un tema abierto.

4) Lidiar con la fragmentación de la publicación y el incremento en el trabajo relacionado con la visibilidad del blog. En la actualidad hay demasiadas plataformas para publicar. Parte de nuestro trabajo es observar de manera atenta las tendencias en cuánto a la relevancia de ciertas plataformas con respecto a nuestros blogs, y usarlas para mejorar la visibilidad de nuestras publicaciones. Pero a la vez, hay que evitar intentar estar presente en todos lados, porque un día descubriremos que ya no tenemos tiempo para nuestro blog.

5) Seguir trabajando en proyectos conjuntos. Las redes de bloggers son un ejemplo, pero este tipo de vinculaciones tiene que tener como objetivo mejorar las formas de promoción y defensa de nuestro trabajo. En tanto se complejizan las posibilidades de construir audiencia en buscadores y redes sociales, el trabajo conjunto es una posibilidad para mejorar la visibilidad de los blogs. Algunas de ellas pueden relacionarse con blogtrips o viajes conjuntos, como está por suceder en los próximos días con el #MadrynBT o puede vincularse con proyectos conjuntos de elaboración de contenidos.

6) Defender nuestro trabajo como bloggers. A medida que los destinos, organismos oficiales y empresas se interesan en los blogs sobre viajes y turismo y su audiencia, es importante mantener una relación que permita generar información relevante para la audiencia y los viajeros. Por desgracia, eso no siempre sucede. Hay empresas y organizaciones que sólo enfocan a los bloggers con el fin de hacer que los bloggers participen en concursos donde, a cambio de una promesa de viaje o premio, quieren que les regalen una audiencia que ellos no tienen para popularizar sus propios emprendimientos, algunos de ellos con escasa viabilidad a mediano plazo. Algún blogger ganará algún premio o viaje, pero muchos trabajarán y se esforzarán por nada. Algo que no es justo, precisamente. A veces hay cosas que nos pueden beneficiar de manera individual a corto plazo, pero a mediano plazo, al afectar al conjunto de bloggers en su totalidad, nos terminarán perjudicando. Una de ellas es regalar nuestro trabajo.

Si les parece que habría que sumar algún punto más, desde ya pueden avisar en los comentarios.

Anuncios