Morro, San Juan de Puerto Rico

A pesar de que la estadía en Puerto Rico fue muy breve -y me era imposible extenderla por obligaciones impostergables para este mes- realmente tuvimos una agenda muy intensa. Pero esto no era un blogtrip; se trataba de una invitación a participar de un evento, y salvo una visita ya prevista a Hacienda Carabalí -de la que hablamos en la próxima entrada- el resto de la agenda estaba en blanco. Y allí los recorridos fueron el producto de las sugerencias de Sarah Lora, General Manager Corporate Communications de Delta para América Latina y el Caribe, que como orgullosa boricua nos llevó en la camioneta -transformada casi en el transporte oficial de los bloggers- para visitar una serie de lugares.

La primera noche, y tras la cena, hicimos un recorrido nocturno por el Viejo San Juan, que recomiendo muy especialmente, en particular porque se nota el cuidado que la ciudad ha puesto en la iluminación de ciertas zonas del casco histórico. Si bien no todas las zonas son seguras, otras parte del lugar más tradicional de la ciudad si se pueden recorrer a pie durante la noche. No tuve mucha ocasión para hacer fotos porque no había llevado la réflex, pero reparé ese error al otro día.

El segundo día teníamos que ir a Hacienda Carabalí, pero antes aprovechamos para pasar de largo hacia Fajardo, y observar no sólo la zona marítima, sino también conocer el aspecto de toda esa parte de la isla. Es que apenas dejamos San Juan, todo el paisaje es dominado por un verde intenso, producto de unas condiciones climáticas que tienen al calor como protagonista todo el año. De hecho, el calor es una de las primeras experiencias que van a tener en San Juan de Puerto Rico: apenas salí del aeropuerto y su aire acondicionado, mis anteojos se empañaron de tal forma que tuve que quitármelos para poder ver algo. Es una aviso bastante difícil de olvidar. A la vuelta de Hacienda Carabalí hicimos tiempo para visitar la Reserva Nacional El Yunque, una zona que está dentro de las excursiones obligatorias para hacer.

Cascada La Coca; Reserva Nacional El Yunque, Puerto Rico

La Reserva es realmente muy grande, pero los puntos más visitados son la Cascada La Coca, que pueden ver en la foto que se encuentra arriba; la Torre Yokahu (foto debajo de este párrafo), desde donde hay muy buenas vistas de todo el parque, y se puede observar incluso el mar; más una serie de miradores desde donde tomé imágenes que aparecerán en la recopilación del álbum de fotos del viaje. Por desgracia no pudimos bajar a una zona de cascadas que es muy conocida en la Reserva porque nos tomaba 40 minutos de caminata en cada sentido, y no nos alcanzaba el tiempo.

yokahu

Y allí a recorrer el Viejo San Juan justo antes del atardecer, en particular la zona del morro y el Fuerte San Felipe -y que pueden ver en la foto que abre la entrada. Para caminar con más detalle la ciudad tuvimos la mañana del domingo, donde aprovechamos con Silvia Oliveira, de Matraqueando, que fuimos los primeros en llegar y los últimos en partir, y dedicamos un par de horas a una caminata fotográfica. El casco histórico es bastante pequeño, así que pueden recorrerlo de manera general en una mañana, aunque desde ya les recomiendo más tiempo si quieren tener más tiempo para arquitectura y bares -yo me quedé con ganas de dedicar un rato a los bares y cafés, pero son cosas que pasan cuando hay poca disponibilidad de tiempo.

Viejo San Juan

Como me hospedé en la zona de Isla Verde -detalles del alojamiento en próximas entradas- no tenía mucha disponibilidad de transporte público en la zona, y en las pocas ocasiones que tuve que salir sin contar con la ayuda de Sarah usé taxis. Un viaje desde Isla Verde hasta el Viejo San Juan toma unos 15 minutos en domingo, y algo más en día de semana en hora pico, y cuesta 21 dólares.

Como final de entrada, el agradecimiento para Sarah, que se tomó el trabajo de mostrarnos la isla y de ver todo lo posible en medio de una agenda con pocos espacios libres.

Quedan varios temas pendientes para entradas futuras: gastronomía, alojamiento, el viaje en clase business (el primero que hago, tampoco es para envidiar tanto) y algunos temas sobre el status político de la isla.

Si quieren leer sobre el evento para que fui invitado en Puerto Rico, pueden chequear Puerto Rico BloggerCon, un resumen.

Capilla Cristo sjpr

NOTA: mi participación en el evento fue a partir de la invitación realizada por la aerolínea Delta, la Compañía de Turismo de Puerto Rico (organismo oficial de turismo en el país) y Puerto Rico BloggerCon.

Anuncios