Breaking Bad convierte a Albuquerque en un lugar turístico

Ya sabemos que películas, libros y series pueden generar fenómenos turísticos intesantes. Para no ir más lejos, mucha gente se interesó en ir hasta Forks a partir del suceso de los libros y filmes de Crepúsculo. Senoia, un pueblo de Georgia, terminó con una buena cantidad de turistas a partir del éxito de The Walking Dead. Otro tanto con Scranton, Pennsylvania, a partir de la repercusión de The Office.

Ahora le llegó el turno a Albuquerque, gracias a la serie de moda: Breaking Bad. A pesar de que la temática del show no parece ser precisamente la mejor publicidad para un destino, lo cierto es que hoy una buena cantidad de turistas recorre sus calles para ver algunos de los sitios donde se filma la serie. De todos modos hay un elemento no casual en el hecho que Breaking Bad se filme en esa zona de Estados Unidos: desde ya hace varios años New Mexico viene otorgando diversas desgravaciones impositivas a quienes filmen en el Estado. Algo que no es tan difícil de conseguir, si se tiene en cuenta la cercanía con Los Angeles, el centro de la industria cinematográfica estadounidense.

El problema es que sólo quedan 8 episodios de Breaking Bad. Lo que no significa que el turismo cese de llegar a Albuquerque. Además de los productores, seguramente habrá muchos interesados en que la serie se transforma en un clásico y siga atrayendo visitantes a la ciudad.

Por mi parte, tengo pendiente poder visitar Baltimore para conocer los lugares donde se filmó The Wire. Sí, desde ya que hay un tour armado :)

Más sobre Breaking y Albuquerque en USA Today.

Anuncios