Native advertising: contenidos y publicidad toman el mismo formato

Sponsored stories

Ya lo están viendo si son usuarios de Facebook o Twitter: la publicidad viene en un formato similar al resto del contenido que se publica en esas redes, y a lo sumo tiene algún pequeño aviso que recuerda que es “Sponsored content“. Justamente lo que define al “Native Advertising” es que adopta el formato del medio en el que va a ser difundido, como sucede, por ejemplo, con las Historias Patrocinadas de Facebook, que toman información de tu red de contactos para aparecer más atractivos. La idea es que, justamente, al integrarse con nuestra experiencia de uso de ese sitio, tendrá más atractivo para los usuarios y mejor llegada.

No es una tendencia nueva -el éxito inicial de Google Adwords seguramente tiene mucho que ver con su primera versión en modo texto- pero si es un tema a seguir. El creciente solapamiento de contenidos y publicidad estuvo tradicionalmente muy regulado en los medios más tradicionales, pero ya desde hace varios años cada vez es más fácil encontrar notas que apenas si pueden disimular el hecho de que son publicidades, y desde ya algo similar se puede encontrar fácilmente en la Red.

A la tendencia de las redes sociales a solapar contenido y publicidad se le puede sumar otro tema puntual que corre para sitios y blogs, aunque en este caso orientado a otro punto: la política de Google de penalizar todo lo posible la venta de enlaces en artículos, que por supuesto ha llevado a muchos a buscar estrategias para disimular la presencia de de esos enlaces pagos. Así, por ejemplo, una entrada puede tener varios vínculos a entradas de la Wikipedia y de algún otro sitio junto al enlace pago, con el fin de disimular el tema. No es una buena noticia, claro, desde el punto de vista del lector: la creciente confusión entre publicidad y contenidos puede llevar a una mayor presencia de materiales irrelevantes mezclados con otros más interesantes. En los últimos meses, además, es cada vez más usual que los blogs reciban ofertas de compras de enlaces en artículos, mientras otros formatos de publicidad, que separan claramente contenido de avisos publicitarios, ya casi no son demandados. Podríamos decir que las ofertas de compra de enlaces son una forma muy primitiva y bastante poco desarrollada de buscar solapar publicidad y contenido; seguramente en el futuro veamos estrategias un poco más sofisticadas de publicidad en blogs y sitios Web en cuanto al formato de los textos. Porque, a diferencia de lo que pasa con el Native Advertising de las redes sociales, los contenidos patrocinados de los medios aparecen más como una interrupción de la experiencia del lector.

Lo que sucede entonces con muchos medios y blogs en la Red es que sus modelos de negocio comienzan a estar bajo presión: por un lado, si publican contenidos patrocinados se enfrentan con una caída de la calidad de su material, pero a la vez este tipo de publicidad es cada vez más demandada por las empresas. No es un tema sencillo, en tanto muestra los crecientes problemas para monetizar el contenido de calidad en la Red. En el caso de los blogs, le preocupará más a aquellos que cuentan con éste como un modo de vida, y menos a aquellos que lo tienen más bien como un portfolio de sus trabajos o sus conocimientos. Para las redes sociales como Facebook el tema ahora es otro: ¿en qué punto se van a rebelar los usuarios? ¿Cuándo habrá demasiada publicidad en nuestro muro? Si miramos la evolución de esta red social, vamos a ver que muy probablemente para ese momento no falte demasiado, en tanto ya hay muchos usuarios quejándose por el tema.

Sobre el tema del “native advertising” pueden chequear este artículo de The Guardian.

Written by:

El primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *