Budapest, Hungria

Ya conocemos las múltiples polémicas que se dan hoy alrededor de los servicios de alquiler temporario de viviendas como AirBNB. Hay destinos donde directamente prohíben ese tipo de alquileres (New York, Amsterdam), y otros donde los encuadran legalmente en nuevas categorías con el fin de que paguen impuestos. Claro, buena parte del tema pasa por la conflictiva relación de este tipo de servicios con el sector hotelero. Un tipo de conflicto que puede extenderse a otros sectores si comienzan a prosperar otros tipos de ofertas en AirBNB o sitios similares. Por ejemplo, la posibilidad de combinar otro tipo de oferta de servicios con el alojamiento.

Como se analiza en una entrada publicada en Tnooz, ya comenzaron a aparecer las ofertas que combinan alojamiento temporario con servicios de tours y otras actividades. Si se tiene en cuenta que muchos de los alojamientos tienen un buen volumen de visitas y de reservas, y que servicios como AirBNB tienen un buen volumen de tráfico, pueden ser un buen canal para ofrecer otros tipos de servicios. Claro, el conflicto ahora puede extenderse hacia otros mercados, como el de servicios de guías de turismo.

Para AirBNB, más allá de que la ampliación de la oferta de servicios puede mejorar sus ingresos, puede incrementar los problemas legales por el incierto marco regulatario en muchos países, algo de lo que hablamos en Los gobiernos locales y los conflictos por el alquiler de alojamientos a través de Internet y New York vs AirBNB: la política y los límites del modelo de negocios.

Anuncios