Blogs y blogtrips

Ayer, el blog especializado Tnooz le dedicó una entrada al tema de las obligaciones de los bloggers a la hora de dar a conocer cuándo un viaje es producto de una invitación de un tercero, a partir de los lineamientos establecidos por la Federal Trade Commision (FTC) estadounidense, que tiene entre sus tareas velar por la separación entre contenidos y publicidad. El resumen: hay que dar a conocer ese carácter de invitación en cualquier tipo de publicación, incluso en los tweets. De esa manera, queda claro cuál es el tipo de cobertura y el carácter “no espontáneo” del viaje.

Al menos en el caso de este blog, en el caso de invitaciones, siempre se dejó muy en claro, y de hecho se incluyó siempre una ficha sobre quienes invitaban, o una leyenda bien explícita en el título. Los tweets Sin embargo, en muchas acciones se usan formas de identificación poco claras para este tipo de acciones de marketing, así que la FTC establece además que deben usarse formas estandarizadas de indicación de ese carácter de invitación o patrocinio. Por ejemplo, #ad. El problema es que pasa con viajes como los blogtrips, donde el tema pasa por el esponsoreo o la facilitación del viaje, sin que eso le dé el caracter de acción publicitaria con contenidos pagos.

Desde ya, estas regulaciones corren en Estados Unidos, aunque en muchos países existen normas que establecen la necesidad de separar contenido de publicidad, aunque en Internet tales políticas no se implementen demasiado, o sean pasadas por alto con bastante frecuencia. De todos modos, del lado de los bloggers también debería una preocupación importante, en tanto es cada vez más usual ver “tweets patrocinados” donde no se indica por ningún lado el tema publicidad, o menciones a empresas en entradas nuevas, que buscan posicionar enlaces a partir de los algoritmos actuales de Google.

El documento completo de la FTC (en inglés), en este enlace. La nota de Tnooz, aquí.

Anuncios