Skip to content

Blogtrips, promociones y obligaciones para los bloggers

Blogs y blogtrips

Ayer, el blog especializado Tnooz le dedicó una entrada al tema de las obligaciones de los bloggers a la hora de dar a conocer cuándo un viaje es producto de una invitación de un tercero, a partir de los lineamientos establecidos por la Federal Trade Commision (FTC) estadounidense, que tiene entre sus tareas velar por la separación entre contenidos y publicidad. El resumen: hay que dar a conocer ese carácter de invitación en cualquier tipo de publicación, incluso en los tweets. De esa manera, queda claro cuál es el tipo de cobertura y el carácter “no espontáneo” del viaje.

Al menos en el caso de este blog, en el caso de invitaciones, siempre se dejó muy en claro, y de hecho se incluyó siempre una ficha sobre quienes invitaban, o una leyenda bien explícita en el título. Los tweets Sin embargo, en muchas acciones se usan formas de identificación poco claras para este tipo de acciones de marketing, así que la FTC establece además que deben usarse formas estandarizadas de indicación de ese carácter de invitación o patrocinio. Por ejemplo, #ad. El problema es que pasa con viajes como los blogtrips, donde el tema pasa por el esponsoreo o la facilitación del viaje, sin que eso le dé el caracter de acción publicitaria con contenidos pagos.

Desde ya, estas regulaciones corren en Estados Unidos, aunque en muchos países existen normas que establecen la necesidad de separar contenido de publicidad, aunque en Internet tales políticas no se implementen demasiado, o sean pasadas por alto con bastante frecuencia. De todos modos, del lado de los bloggers también debería una preocupación importante, en tanto es cada vez más usual ver “tweets patrocinados” donde no se indica por ningún lado el tema publicidad, o menciones a empresas en entradas nuevas, que buscan posicionar enlaces a partir de los algoritmos actuales de Google.

El documento completo de la FTC (en inglés), en este enlace. La nota de Tnooz, aquí.

Anuncios

3 thoughts on “Blogtrips, promociones y obligaciones para los bloggers Leave a comment

  1. Gracias Jorge. Precisamente estos días me estaba planteando poner un “disclaimer” más o menos estandarizado en los posts de mi blog que sean invitaciones. Este artículo de Tnooz me empuja a hacerlo definitavemente. Solo espero que el lector no crea que por ser invitada a un sitio, mis contenidos vayan a estar influídos…

    • Creo que es bastante peor no revelar ese tipo de relaciones. Justamente, dejar en claro el tema de invitaciones y demás es una forma de brindar más información al lector a la hora de evaluar el contexto de lo publicado.

  2. Muy interesante el post, Jorge.

    En Blog on Brands le hemos dado unas cuantas vueltas a este asunto, y hemos consultado con un gabinete de abogados especializado en legislación online. Si bien le responsabilidad final de señalar que una review, o cualquier contenido, es resultado de una “invitación” queda en manos de cada blogger, en las instrucciones les animamos informen sobre este hecho cuando escriban sobre un producto o servicio que han probado a través de la plataforma.

    No lo hacemos tanto por cumplir con la (eventual) legislación, que también, sino porque creo firmemente que la credibilidad del blogger se verá beneficiada. Y la credibilidad de un blogger es su bien más preciado. Si un blogger pierde su independencia, perderá su credibilidad, y por tanto su influencia.

    También hemos preparado una especie de widget (una imagen insertada mediante código en el HTML del post) que sirve para indicar fácilmente a los lectores que el contenido ha sido “facilitado” por nuestra plataforma.

    La experiencia me dice que la mayoría de los blogs que conozco y han participado en blogtrips u otro tipo de acción “promocional”, de “familiarización” o de “product/service testing” lo indican abiertamente y de forma muy natural.

    En general (no he estudiado la legislación estadounidense en profundidad) las leyes que regulan la publicidad me parecen imprescindibles. Sin embargo, no estoy de acuerdo en identificar los blogtrips u otras invitaciones como publicidad, siempre que el blogger ofrezca su punto de vista y opinión honesta e independientemente.

    Tampoco creo que los posts que se escriban como resultado de una campaña de Blog on Brands se puedan calificar de publicidad. Creo que la filosofía y el funcionamiento de la aplicación difiere, y mucho, de esa definición.

    Sí lo consideraría “open branding” por parte de las marcas. Pero como siempre, las leyes van muy por detrás de la realidad, y costará que se cree un epígrafe para calificar estas actividades.

    En Gran Bretaña también se está intentando legislar, si no se ha hecho ya, sobre la veracidad de las reviews colectivas en web de reservas, etc. La regulación es necesaria, y pronto llegará a otros sitios. Así que tendremos que estar preparados.

    Gracias or la información.

Ya comentaste?

A %d blogueros les gusta esto: